Las tropas fascistas entraron en Madrid el 28 de marzo de 1939 y una de las primeras cosas que hicieron fue cerrar el Ateneo, el centro de la sabiduría, la intelectualidad y el liberalismo, para instalar allí la Delegación Provincial de Educación de Falange Española.

Con la caída del franquismo el Ateneo volvió a convertirse en la cuna del conocimiento, un lugar donde se siguen haciendo tertulias donde la ciencia, el arte, la literatura, la poesía y el alto debate político volvieron a tomar sus paredes.

Sin embargo, el pasado día 27 de octubre los fascistas volvieron a invadir el Ateneo y llenaron sus paredes con las notas del Cara al Sol, de discursos de ensalzamiento de la dictadura franquista, de palabras en las que se atacó al sistema democrático e, incluso, algún orador pidió la derogación de la Constitución por ser «inútil y antiespañola».

También se habló de Franco, como no podía ser de otro modo, y definieron al dictador genocida como «caudillo militar» o «el mayor estadista». Evidentemente, los fascistas cargaron contra la izquierda rencorosa porque perdieron la guerra para, a continuación, exaltar a personajes que «cogieron el fusil para defender la unidad de España».

Nadie en su sano juicio esperaría que una escena así se repitiera en el Ateneo pero los tiempos cambian y la directiva permitió, previo pago de alquiler, que el fascismo volviera a invadir un lugar casi sagrado para el conocimiento, la libertad y la fraternidad como es el Ateneo. El actual presidente, el arquitecto Juan Armindo Hernández Montero, se presentó a las últimas elecciones con el lema «Nuevos aires para el Ateneo». Desde luego, ha cumplido su promesa. No obstante, esos nuevos aires no son los que necesita el Ateneo, y, por ello, el presidente y su directiva tienen la obligación moral y ética de presentar su dimisión.

Las cuentas del Ateneo pueden estar mal pero eso no justifica que se permitan, ni con un alquiler, actos que exaltan exactamente lo contrario a lo que representa esta institución. Hay muchas formas de conseguir más ingresos de los que perciben de las subvenciones del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid (350.000 euros) que perder la esencia, el espíritu y la dignidad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

4 Comentarios

  1. Extracto:“El fascismo se basa en un Estado todopoderoso que dice encarnar el espíritu del pueblo. La población no debe, por lo tanto, buscar nada fuera del Estado, que está en manos de un partido único. El Estado fascista ejerce su autoridad a través de la violencia, la represión y la propaganda (incluyendo la manipulación del sistema educativo). Wikipedia:“Entre los rasgos del fascismo se encuentra la exaltación de valores como la patria o la raza para mantener permanentemente movilizadas a las masas, lo que ha llevado con frecuencia a la opresión de minorías (como judíos y gitanos) y un fuerte militarismo. En este sentido el enemigo se identifica como un ente exterior, a diferencia de los totalitarismos típicos de izquierda en que el enemigo es interno (burguesía)». El fascismo se ha sentado en el congreso de los diputados. El discurso de Abascal es cuasi calcado en fondo y forma del de Hitler a los alemanes, prometiendo el paraíso, que ingenuamente creyeron, y resultando la peor de la peor posible de las pesadillas. La ideología fascista, no cambia se adapta y permanece latente, agazapada esperando. En España, oculta en el pp, ha germinando en su seno, ha soltado amarras., y nos quiere facturar su visión del paraíso, que no es, como la historia nos muestra y demuestra, sino el averno en la tierra, averno que ni siquiera en el averno se es tan cruel como ese loco enfermo lo fue en la tierra. Atentos, en nuestro parlamento, el pasado 22 de julio, hemos oído palabras, frases, que Hitler, Mussolini y el asesino Franco, no hace tanto expusieron. Tenemos, es una vieja, que no caducada, demanda mayoritaria de la sociedad, que seguir exigiendo que ensalzar, glorificar, al asesino dictador Franco y secuaces y, alabar, ennoblecer, las inhumanas salvajadas que idearon, impusieron y ejecutaron, sea un grave delito. Defender, patrocinar, al sanguinario dictador, a sus cómplices, es mancillar y despreciar a millones de personas que sufrieron tortura, expolio, cárcel, asesinato, exilio; sin olvidar a miles de niños y niñas que fueron arrancados de sus padres, de su tierra y, a los que se quedaron huérfanos, huertanas. No debemos seguir permitiendo, impunemente, aclamar y reverenciar a los que simple y llanamente fueron salvajes asesinos, genocidas, cuya finalidad, no nos engañemos, fue la de apoderarse de un país, sembrando el terror, para poder robar todo lo que pudieron y más. Millones de seres humanos sufrieron todos esos horrores, por la ambición desmedida de unos pocos. Qué barbaridad, qué atrocidad, cuánta maldad.
    Esa enorme, megalómana cruz, es el símbolo de la infame colaboración de la iglesia católica con un asesino y su régimen fascista. Fue construida por personas encarceladas, inocentes, honestas y trabajadoras, y que muchos de ellos fueron después asesinados y enterrados bajo esa perversa y siniestra cruz. Hay que sacar los restos de Franco y de todos los que participaron con el fatídico régimen. Si se quiere conservar el recinto para la memoria histórica, bien, pero lo que también hay que hacer es, quitar, derruir esa cruz que en ese contexto, además de afear ese entorno natural, dañando a la vista, y la dignidad de la humanidad, representa el triunfo de la sinrazón, del fascismo y de todo lo peor del ser humano.
    Y la izquierda, sin demasiada capacidad de acuerdo, peleando, como los niños malcriados, riñendo.

  2. Si hacemos critica del fascismo al que representa lanextrema derecha de este pais, no se nos puede olvidar criticar al comunismo al que representa la extrema izquierda de este pais.
    Por otro lado, leyendo la entrada quebpublicas extracto de wikipedia, estas describiendo la cataluña actual.

  3. Porque no miras con honradez las dos caras de la moneda, o es que en el comunismo todos son virtudes, tonto más que tonto, illustrate un poco y no seas tan fanático además de inculto.

  4. El fascismo esta latente, nunca se ha ido, ni se irá.
    En Cataluña muchos se han apuntado al independentismo camuflados con la bandera y la RAZA catalana.
    No usan la libertad de expresión, invaden las calles con su simbología, sus marchas «pacificas» (estaria bueno¡¡), iniciaron una estado de excepción en el Parlament Catalá aprobando las ilegales Leyes de Desconexión ignorando completamente a los letrados del Parlament, la oposición y la Constitución – que habían jurado o prometido acatar –
    Con su poderosa arma de propaganda – TV3 es la más conocida – han conseguido llegar a hacer dudar a muchos izquierdistas demócratas de que su proyecto es moderno y liberador.
    Incluso Ada Colau, que los conoce muy bien, se ha dejado llevar, no ha podido resistir la presión institucional y propagandística de las masas en la calle.
    No hace falta levantar el brazo para ser un cabrón.
    Los dirigentes son lobos con piel de cordero.
    Como amante y solidario con los pueblos ibéricos, por favor os pido que no os dejéis engañar.
    Han montado un espectaculo en plan Juego de Tronos, para gente con poco tiempo para pensar y poca cultura política y democrática.
    Sé que la izquierda estamos en crisis,lo sé.
    Pero estos representan la vuelta al s XIX y a la decadencia definitiva de Europa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + 7 =