Huele demasiado a chamusquina. La petición de Hamilton a Mercedes era -es- de DIEZ MILLONES DE $ por cada campeonato ganado. Serían 70 MILLONES los que tendría que pagar Mercedes para renovar a Hamilton.

¿Los vale? Según el piloto: sí. Y ha demostrado este año que es un conductor excelso y que además está en su mejor momento. Ahora mismo es la máxima leyenda -los números mandan- en la historia de la F1.

¿Los vale, 70 MILLONES, el gran Hamilton? Mercedes cree que no, está convencida de que cualquier buen piloto sería campeón del mundo con su monoplaza.

¿Cómo demostrar quien tiene razón?

Fácil.

COVID.

Coronavirus.

No pensamos que lo hayan pactado, o tal vez sí. Estamos hablando de cantidades por las que un muy alto tanto por ciento de la población mundial mataría; literalmente mataría.

Pero de ningún modo nos creemos -ES MUY INVEROSÍMIL- que el positivo de COVID de Hamilton sea cierto.

Es demasiado oportuno,

demasiado “duelo entre titantes”,

demasiado inexplicable: si Lewis vive como un monje ¿quién le ha contagiado? Nadie lo ha dicho ni explicado.

Todo apunta a que es un positivo de COVID falso. Al cabo los test de COVID fallan todo el rato, no debe ser muy complicado -ni para unos ni para otros- forzar el fallo.

No creemos que Hamilton tenga coronavirus.

¡No lo creemos!

Creemos que si Russell gana en Shakir a Hamilton no se le darán jamás los 70 millones que pide. Tendrá que conformarse con algo menos de la mitad, 30 MILLONES, y aceptar tener como compañero a Russell (ya está hablado) que sería un rival mucho menos cómodo que Bottas, a pesar de su aún corta experiencia en la F1. Pero si los dos Mercedes quedasen fuera del podio sin Hamilton, entonces el heptacampeón probablemente recibiría su salario pornográfico.

Pero quien realmente gana, está ganando con todo esto, somos nosotros, los humildes espectadores y seguidores del Gran Circo. A nadie le interesaba la carrera de Shakir en el circuito semioval, la audiencia ya cayó muchísimo el pasado fin de semana, pero ahora… ¡nadie va a perderse la carrera! Ninguna de las personas que lean este artículo o que sean aficionados a la F1.

Apostaríamos, si fuésemos de apostar, todo nuestro dinero, nuestros 70 MILLONES DE DÓLARES, a que el COVID de Hamilton es un bluf, una estrategia, una cortina de humo trucada.

Falso falso falso.

Tigre tigre.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre