El líder de la ultraderecha española, el ‘ultracatóligo Santiago Abascal, o más bien el falso católico, vuelve a referirse al Papa como ‘ciudadano Bergoglio’ por su apoyo a la renta básica universal.

Muestra así su distancia con el Santo padre y lo hace así desde que el propio Vaticano definiera en un documento oficial a Vox como partido de extrema derecha.

Curiosamente, Pablo Iglesias, el ateo líder de Unidas Podemos y primer vicepresidente, Pablo Iglesias,  se apoyaba en el Papa Francisco para denunciar «la hipocresía y miseria moral» de Vox ayer desde la tribuna del Congreso.

Al ser preguntado por la propuesta de Francisco de establecer un salario mínimo universal, planteada en una carta enviada el domingo de Resurrección a los movimientos y organizaciones populares, el presidente de Vox aseguró que es una opinión que no comparte, pero que «me parece tan respetable como la de cualquier otro ciudadano».

El Papa más socialista

No es la primera vez que Abascal denomina así al Papa, probablemente el sumo pontífice más socialista de la historia del Vaticano.

Abascal ya menospreció las ideas del Papa en abril del año pasado, cuando el santo padre Francisco defendió la acogida a los inmigrantes en su primera entrevista con Jordi Évole en La Sexta.

El presidente de Vox prefirió entonces, como en otras ocasiones, la opinión del cardenal Sarah, mucho más afín a sus postulados y con el que se encontró poco después en el Vaticano, gracias a la mediación de los sectores ultracatólicos de nuestro país, con los que ahora trabaja estrechamente.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre