El expresidente de Perú Alan García se disparó un tiro en la cabeza cuando iba a ser detenido por la presunta trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht. Su muerte se produjo cuando era sometido a una intervención quirúrgica, tras ser trasladado al hospital por agentes de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad.

El presidente de la República de Perú, Martín Vizcarra confirmó en Twitter el fallecimiento de Alan García: “Consternado por el fallecimiento del expresidente Alan García. Envío mis condolencias a su familia y seres queridos”.

El abogado Erasmo Reyna del mandatario señaló en la puerta del Hospital de Emergencias Casimiro Ulloa, en Lima, que “esta mañana ha sucedido este lamentable accidente: el presidente tomó la decisión de dispararse», dijo.

En un comunicado, el Ministerio de Salud de Perú se circunscribió a informar que «el expresidente Alan García Pérez ingresó al hospital de Emergencias José Casimiro Ulloa a las 6:45 con diagnóstico de impacto de bala, entrada y salida, en la cabeza». «En estos momentos el paciente se encuentra en la sala de operaciones de dicho hospital desde las 7:10. Su estado es delicado y pronóstico reservado», agregaron.

García fue uno de los cinco exmandatarios que gobernaron Perú tras el fin del régimen militar en 1980 (1985-1990 y 2006-2011). El exmandatario estuvo en el escándalo de las dádivas de Odebrecht a políticos y tenía prohibición de salir del país.

En noviembre de 2018, García solicitó asilo en la embajada uruguaya, alegando ser víctima de una persecución política, pero Montevideo rechazó su solicitud. La constructora brasileña admitió ante la justicia estadounidense que pagó 29 millones de dólares en sobornos durante tres gobiernos peruanos, incluido el segundo de García.

“Esta mañana ha sucedido este lamentable accidente: el presidente tomó la decisión de dispararse»

En diciembre del 2018, Odebrecht firmó un acuerdo de cooperación por el cual accedió a pagar una multa al Estado peruano y a entregar testimonios que pueden comprometer a los cuatro expresidentes “Pedro Pablo Kuczynski, Alejandro Toledo, Ollanta Humala y García” y a políticos y funcionarios peruanos.

Alejandro Toledo, presidente durante el periodo de 2001-2006, escapó a Estados Unidos, donde enfrenta un juicio de extradición. Mientras que Ollanta Humala presidente durante 2011-2016, cumplió una pena de prisión preventiva con su esposa Nadine Heredia. Salieron libres después de que el Tribunal Constitucional peruano revocara la decisión del juez.

El tercer presidente Pedro Pablo Kuczynski fue detenido el 11 de abril pasado y, por último, Alberto Fujimori, presidente diez años entre 1990 a 2000, cumple prisión preventiva desde octubre de 2018, también por presunto lavado de activos por recibir fondos de Odebrecht para su campaña.

Ministro Carlos Morán: «El señor Alan García dijo que iba a hacer una llamada a su abogado y luego se escuchó un disparo, encontrándolo el policía sentado con una herida de bala en la cabeza. La intervención de la policía nacional se ha apegado a protocolo»

El ministro del Interior peruano, Carlos Morán, señaló a la prensa que antes de la identificación de García, los agentes y el fiscal Henry Amenábar accedieron a su casa y le comunicaron al expresidente “la ejecución de esta medida judicial”. Es cuando, el político dijo que iba a hacer una llamada a su abogado, se marchó a su habitación y cerró la puerta. «A los pocos minutos se escuchó un disparo. La policía forzó la puerta, encontró al señor García con una herida en la cabeza y le trasladó al hospital», ha agregado Morán. «La intervención de la policía se ha apegado a protocolos establecidos y apoyado en una diligencia judicial dictada por un juez en un caso emblemático como Lava Jato».

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho − 2 =