La experiencia que pueden ofrecernos los científicos chinos después de haber superado el brote en China es fundamental. Lo cierto es que no han dado mucha información hasta el momento, ya que han tenido que hacer frente a una enorme cantidad de trabajo. Es ahora, cuando Secience ha entrevistado a George Gao.

George Gao es el director general del Centro Chino para el Control y Prevención de Enfermedades. Ha pilotado el centro durante los dos meses de pandemia por COVID-19.

A continuación recogemos el contenido de la entrevista que desde Science le acaban de realizar, donde aporta sus consejos y valoraciones después de la experiencia vivida.

Gao supervisa actualmente a un total de 2.000 trabajadores sanitarios, una quinta parte del personal de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU. Continua siendo un investigador en activo.

Durante el mes de enero, formó parte del equipo que realizaó el primer aislamiento y secuenciación del SARS-COV-2, el virus que origina el COVID-19. Ha publicado artículos científicos que han sido de gran utilidad, en The Lancet y en The New England Journal of Medicine.

Gracias a las investigaciones que ha realizado el equipo que dirige, se han aprortado claves importantes a nivel internacional, incluso para la OMS, que ha escrito un informe fundamental basándose en los resultados de las investigaciones de estos científicos. (El informe puedes consultarlo aquí)

Gao cursó sus estudios en veterinaria y después se doctoró en bioquímica en la Universidad de Oxford. Después, realizó un posdoctorado en Harvard, especializándose en inmunología y virología. Concretamente, su investigación se especializó en los virus que tienen membranas lipídicas frágiles , un grupo que incluye el SARS-COV-2, y específicamente estudió cómo entran en las células.

A continuación, facilitamos la traducción de la entrevista realizada por Science, que puede ver en su versión original pulsando aquí.

P: ¿Qué pueden aprender otros países de la forma en que China ha abordado el COVID-19?

R: El distanciamiento social es la estrategia esencial para el control de cualquier enfermedad infecciosa, especialmente si son infecciones respiratorias. Primero, utilizamos “estrategias no farmacéuticas”, porque no tiene inhibidores o medicamentos específicos y no tiene vacunas. En segundo lugar, deben asegurarse de aislar cualquier caso. Tercero, los contactos cercanos deben estar en cuarentena: pasamos mucho tiempo tratando de encontrar todos estos contactos cercanos y hay que asegurarse de que estén en cuarentena y aislados. Cuarto, suspender las reuniones públicas. Quinto, restringir el movimiento, el cordón sanitario en francés.

P: El confinamiento en China comenzó el 23 de enero en Wuhan y se extendió a las ciudades vecinas de la provincia de Hubei. Otras provincias en China adoptaron medidas menos restrictivas. ¿Cómo se coordinó todo esto y qué importancia tuvo la vigilancia para supervisar los esfuerzos en los vecindarios?

A: Tienes que tener comprensión y consenso. Para eso necesitas un liderazgo muy fuerte, a nivel local y nacional. Necesitas un supervisor y un coordinador que trabaje con la gente mano a mano. Los supervisores necesitan saber quiénes son los contactos cercanos, quiénes son los casos sospechosos. Los supervisores en la comunidad deben estar muy alertas. Son clave.

P: ¿Qué errores están cometiendo otros países?

R: El gran error en los Estados Unidos y Europa, en mi opinión, es que las personas no usan máscaras. Este virus se transmite por gotitas y contacto cercano. Las gotas juegan un papel muy importante: tienes que usar una máscara, porque cuando hablas, siempre salen gotas de tu boca. Muchas personas tienen infecciones asintomáticas o presintomáticas. Si usan máscaras faciales, puede evitar que las gotas que transportan el virus escapen e infecten a otros.

P: ¿Qué pasa con otras medidas de control? China ha hecho un uso agresivo de los termómetros en las entradas de tiendas, edificios y estaciones de transporte público, por ejemplo.

A: si. Donde quiera que vayas dentro de China, hay termómetros. Debes tratar de tomar la temperatura de las personas tan a menudo como sea posible para asegurarse de que quien tenga fiebre alta se mantenga al margen.

Y una pregunta pendiente realmente importante es cuál es la estabilidad de este virus el medio ambiente. Debido a que es un virus envuelto, las personas piensan que es frágil y particularmente sensible a la temperatura o humedad de la superficie. Pero tanto los resultados de los estudios hechos desde EE. UU, como de los estudios chinos, nos dicen parece que es muy resistente a la destrucción en algunas superficies. Puede sobrevivir en muchos entornos. Necesitamos tener respuestas basadas en la ciencia en esta cuestión.

P: Las personas que dieron positivo en Wuhan pero solo tenían una enfermedad leve fueron enviadas a aislamiento en grandes instalaciones y no se les permitió recibir visitas de familiares. ¿Es esto algo que otros países deberían considerar?

A: Las personas infectadas deben estar aisladas. Eso debería suceder en todas partes. Solo se puede controlar el COVID-19 si puede eliminar la fuente de la infección. Es por ello que construimos hospitales modulares y transformamos estadios en hospitales.

P: Hay muchas preguntas sobre el origen del brote en China. Investigadores chinos informaron de que el primer caso data del 1 de diciembre de 2019. ¿Qué opina del informe en el South China Morning Post que dice que los datos del gobierno chino muestran que hubo casos en noviembre de 2019?

R: No hay evidencia sólida para decir que ya teníamos grupos en noviembre. Estamos tratando de entender mejor el origen.

P: Los funcionarios de salud de Wuhan vincularon un gran grupo de casos al mercado de mariscos de Huanan y lo cerraron el 1 de enero. Se suponía que un virus había saltado a los humanos de un animal vendido y posiblemente matado en el mercado. Pero en su artículo en NEJM , que incluyó una búsqueda retrospectiva de casos, informó que cuatro de las cinco personas que fueron infectadas en primer lugar no tenían vínculos con el mercado de mariscos. ¿Cree que el mercado de mariscos era un lugar de origen probable, o es una distracción, un factor amplificador pero no la fuente original?

A: Esa es una muy buena pregunta. Estás trabajando como un detective. Desde el principio, todos pensaron que el origen era el mercado. Ahora, creo que el mercado podría ser el lugar inicial, o podría ser un lugar donde se amplificó el virus. Es una cuestión científica. Y hay dos posibilidades

P: China también fue criticada por no compartir la secuencia viral de inmediato. La noticia sobre un nuevo coronavirus salió en The Wall Street Journal el 8 de enero y no provino de científicos del gobierno chino. ¿Por qué no?

R: Esa fue una muy buena suposición de The Wall Street Journal . La OMS fue informada sobre la secuencia, y creo que el tiempo entre la aparición del artículo y el intercambio oficial de la secuencia fue de unas pocas horas. No creo que sea más que un día.

P: Pero una base de datos pública de secuencias virales mostró más tarde que la primera fue presentada por investigadores chinos el 5 de enero. Así que hubo al menos 3 días que debían haber sabido que había un nuevo coronavirus. No va a cambiar el curso de la epidemia ahora, pero para ser honesto, algo sucedió acerca de informar públicamente sobre la secuencia.

A: No lo creo. Compartimos la información con colegas científicos de inmediato, pero este asunto involucró a la salud pública y tuvimos que esperar a que los responsables políticos lo anunciaran públicamente. No quieres que el público entre en pánico, ¿verdad? Y nadie en ningún país podría haber predicho que el virus causaría una pandemia. Esta es la primera pandemia de influenza no registrada.

P: No fue sino hasta el 20 de enero que los científicos chinos dijeron oficialmente que había evidencia clara de transmisión de persona a persona. ¿Por qué crees que los epidemiólogos en China tuvieron tanta dificultad para ver qué estaba ocurriendo?

R: Los datos epidemiológicos detallados aún no estaban disponibles. Y nos enfrentamos a un virus muy complicado y oculto desde el principio. Lo mismo ha ocurrido en Italia, en otras partes de Europa y en los Estados Unidos: desde el principio, los científicos, todos pensaron: “Bueno, es solo un virus”.

P: La propagación en China se ha reducido a un rastreo, y los nuevos casos confirmados son principalmente personas que ingresan al país, ¿correcto?

A: Si. Por el momento, no tenemos ninguna transmisión local, pero el problema para China ahora son los casos importados. Muchos viajeros infectados están llegando a China.

P: ¿Pero qué sucederá cuando China vuelva a la normalidad? ¿Crees que suficientes personas se han infectado para que la inmunidad del conjunto mantenga a raya el virus?

R: Definitivamente todavía no tenemos inmunidad colectiva. Pero estamos esperando resultados más definitivos de las pruebas de anticuerpos que nos pueden decir cuántas personas realmente han sido infectadas.

P: Entonces, ¿cuál es la estrategia ahora? ¿Ganar tiempo para encontrar medicamentos efectivos?

R: Sí, nuestros científicos están trabajando tanto en vacunas como en medicamentos.

P: Muchos científicos consideran que remdesivir es la droga más prometedora que se está probando. ¿Cuándo cree que los ensayos clínicos en China del medicamento tendrán datos?

A: En Abril.

P: Los científicos chinos han desarrollado modelos animales,  ¿crees que son lo suficientemente sólidos como para estudiar la patogénesis y probar medicamentos y vacunas?

R: En este momento, estamos utilizando tanto monos como ratones transgénicos que tienen ACE2 , el receptor humano del virus. El modelo de ratón se usa ampliamente en China para la evaluación de medicamentos y vacunas, y creo que pronto habrá al menos un par de artículos sobre los modelos de mono. Puedo decirte que nuestro modelo de mono funciona.

P: ¿Qué piensa del presidente Donald Trump refiriéndose al nuevo coronavirus como el “virus de China” o el ” virus chino “?

R: Definitivamente no es bueno llamarlo el virus chino. El virus pertenece a la Tierra. El virus es nuestro enemigo común, no el enemigo de ninguna persona o país.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre