Carlos del Campo fue el secretario del Comité Ejecutivo Provincial (CEP) de VOX en Almería durante el último año, cargo del que, según el señor del Campo «dimitió el pasado 3 de junio». Tras la publicación en Diario16 de diferentes informaciones que mostraban la división y las luchas internas en el partido de extrema derecha, Del Campo se puso en contacto con este medio para «denunciar, una vez más, las irregularidades que, a mi juicio, se han producido en el funcionamiento de VOX en Almería, especialmente en el desarrollo de los últimos procesos electorales».

Además, Del Campo denuncia que las filtraciones que han llegado a la prensa sobre las luchas internas y la división proceden del actual presidente de Vox en Almería, Juan Francisco Rojas. En concreto, afirma lo siguiente:

«Seis personas formábamos ese Comité Ejecutivo y por eliminación es fácil saber quién ha sido el que está filtrando los contenidos del grupo: el Vicepresidente Señor Alonso evidentemente no, puesto que, con el Secretario que suscribe, es blanco de los ataques personales que intentan minar nuestro prestigio. Los dos vocales señores Soler y Camacho, que presentaron su dimisión con el Secretario, tampoco son sospechosos. La tercera vocal, señora Rodríguez, tampoco parece tener ningún interés personal. Por eliminación solamente queda el Presidente señor Rojas. Teniendo en cuenta las denuncias que, de las irregularidades por él cometidas, hizo el Secretario que suscribe y viendo el código de colores que la aplicación WhatsApp asigna a sus usuarios, es manifiestamente demostrable que la filtración procede de él. Confío en que, en su desempeño de diputado provincial, sabrá ser más leal, discreto y cumplidor de sus obligaciones para con sus votantes y los ciudadanos, de lo que lo ha sido hacia VOX y sus afiliados en la provincia de Almería», afirma Del Campo.

Según el ex secretario provincial de Vox, toda esa división viene de un enfrentamiento con Rojas por la incorporación de un asesor externo que, en palabras de Del Campo, fue impuesto por el presidente para asesorar en el comité electoral. «Tras conseguir, por fin, que alguien de Madrid respondiera a mis llamadas de atención, conseguí informar de todos estos extremos a uno de los responsables de organización, el señor Ignacio Ansaldo. Me dijo que se iba a estudiar esa relación y que se obraría en consecuencia. Como consecuencia de mis avisos a Madrid y tras una fuerte discusión entre este Secretario y el Presidente, éste me remitió una carta exigiéndome la dimisión irrevocable. Dispuesto a presentarla, recibí una llamada del señor Ansaldo diciéndome que, de ninguna manera, dimitiera, que ya se había hablado con el Presidente y que la relación con su «asesor personal» había concluido», afirma Carlos del Campo, quien también denuncia los movimientos de Rojas en la confección de las listas electorales que, según el ex secretario provincial, «no pudieron ser confeccionadas con los mejores por los impedimentos puestos por el Presidente».

La respuesta de Carlos del Campo, además de dar otra versión de lo que está ocurriendo en Vox Almería, lo que demuestra es la situación extrema en la que se encuentra el partido presidido por Santiago Abascal, un escenario peligroso de cara a los próximos comicios del mes de noviembre, teniendo en cuenta que Almería es uno de los territorios clave para Vox.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre