Durante años, el comisario José Manuel Villarejo tuvo a lo más granado de la sociedad española a su merced. Sus supuestas grabaciones y audios, sus documentos comprometedores y sus presuntas prácticas poco representativas de lo que debe ser un agente de la ley en una sociedad democrática pusieron en jaque a todo el sistema. Políticos, banqueros, periodistas, gente del mundo del espectáculo, nadie estaba a salvo de las investigaciones de su despacho de “trabajos por encargo”. Hoy muchas personas de la alta sociedad sienten pavor ante lo que pueda salir de las numerosas causas abiertas por las prácticas del siniestro comisario, que en la actualidad continúa en prisión a la espera de juicio.

Ayer se supo que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón prevé abrir al menos una veintena de piezas separadas en el caso Villarejo después de que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) haya podido “desencriptar” parte de los documentos intervenidos hace dos años al comisario jubilado, cuando fue detenido en noviembre de 2017. Solo Dios (y el magistrado instructor) saben lo que puede salir de ahí. Estamos hablando de una inmensa cantidad de material con cientos de nombres y apellidos que hasta la fecha se habían mantenido en el anonimato. Personas influyentes que de alguna u otra forma han tenido contacto o relación con el comisario en las últimas décadas. Los rumores que circulan por la Audiencia Nacional apuntan a políticos de relevancia y hacia esferas de poder mucho más elevadas. Un auténtico big bang de corrupción que puede sacudir los cimientos de nuestra maltrecha democracia precisamente en el momento más delicado, cuando el bloqueo tras las elecciones paraliza los principales organismos institucionales del Estado y a las puertas de una sentencia del “procés” que se prevé dura y ejemplarizante.

Según Europa Press la macrocausa que se instruye contra Villarejo en la Audiencia Nacional, conocida también como ‘caso Tándem’, suma hasta ahora 13 piezas, de las cuales doce están en activo, que irán aumentando según se vayan conociendo más detalles de la multiplicidad de “negocios” del excomisario, informan fuentes jurídicas solventes.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Manuel García Castellón, se hizo con la causa en enero de 2019 −una vez que el juez Diego de Egea, que comenzó instruyéndola, abandonó la Audiencia Nacional− y ordenó al CNI que descifrara el contenido de lo intervenido a Villarejo: decenas de terabytes de información almacenada, codificada y clasificada minuciosamente durante años.

Esta decisión ya permitió agilizar la investigación e incorporar pruebas, como recibís, contratos, facturas y horas de grabaciones de conversaciones, a las piezas ya formadas. Ahora, el desencriptado de parte de esta documentación permitirá al magistrado abrir nuevas piezas, según han apuntado las fuentes consultadas, aunque aún se desconoce sobre qué negocios de Villarejo tratarán.

Se da la circunstancia de que el propio Villarejo alardeaba de tener hasta “siete” copias ocultas, incluso alguna de ellas en el extranjero, según un audio transcrito por la Unidad de Asuntos Internos al que tuvo acceso Europa Press.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

5 Comentarios

  1. Hemos de creer que el Sr. Villarejo, por si mismo, era capaz de organizar, desarrollar y mantener todo ese sistema informativo ? No, señores. Que nadie se llame a engaño. El Sr. Villarejo tuvo que contar con la connivencia, complicidad, colaboración y encubrimiento de muy altas esferas de poder. Y el CNI, donde estaba ? Colaborando también ? Esperemos que la Justicia sea capaz de aclarar y destapar todos estos presuntos delitos, caiga quien caiga. De lo contrario, habremos de cantar el Requiescat in pace, por nuestra «democracia».

  2. Democracia que de democracia en España tenemos un sucedáneo y muy malo donde mandan los poderosos y donde no hay justicia

  3. Pasara como en la lista falciani, personajes de todos los colores y esferas que impedirá que se sepa la verdad.
    Rojos,verdes, azules, monarquía y a dinamitar la democracia y el estado de derecho.
    VIVA LA REPUBLICA BANANERA DE ESPAÑISTAN!!!!

  4. Más preocupados por los efectos de la revelación que por los de los actos revelados. ¿Que más complicidad necesitan todos esos delincuentes que la nuestra al negarnos a ver la realidad y empezar a caminar hacia la mayoría de edad democrática? No necesitan nada más: creer que la transición está escrita en piedra y consentir el franquismo sociológico. ¡Así les va, así nos va! ¿Demasiado grandes para dejarles caer? ¡Cuanto miedo todavía!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + 5 =