Este lunes comienza en el juzgado de primera instancia número 1 de A Coruña el juicio derivado del proceso iniciado hace un año por el Gobierno para reclamar a la familia Franco la propiedad del pazo de Meirás con la intención de que pase a ser un bien público. Se prevé que el juicio dure toda la semana.

El 10 de julio de 2019, la Abogacía del Estado presentó una demanda en la que afirma que la compra del inmueble por parte de Franco en 1941 fue “simulada y fraudulenta”.

La demanda se basa  en un acta notarial de 1938, desconocida hasta ahora, que confirma que la propiedad ya era residencia de la Jefatura del Estado. El documento señala que el pazo de Meirás fue comprado el 3 de agosto de 1938 por la Junta pro Pazo por 406.346 pesetas a los herederos de la escritora,  Emilia Pardo Bazán.

En una información publicada por diario16.com ya se adelantaba esta circunstancia en la que Franco se hizo con el pazo: las maniobras corruptas que acaban entregando un Pazo al dictador y aumentando su patrimonio año tras año, “Estaban protagonizadas por unas élites que venían de sustituir a las republicanas y buscaban asentarse en las orbitas de poder del régimen. Esa es la razón fundamental que explica que entreguen un pazo a Franco. Una vez asentadas, tendrán acceso preferente a los favores de una administración corrupta de la que emanaban todo tipo de favores en función de esa posición. El ejemplo más gráfico lo encontramos en la figura de Barrié de la Maza. Es el que acaba resolviendo la entrega del Pazo de Meirás y la Casa Cornide a los Franco, es el que recibe los máximos favores del régimen”.

LOS FRANCO ACTUARON CONTRA DERECHO

Tres años después de la fecha que fija el acta notarial referida, el 24 de mayo de 1941, se celebró un contrato de compraventa en escritura pública entre Franco (representado en el acto por Pedro Barrié, dueño del Pastor) y Manuela Esteban-Collantes, viuda del hijo de la escritora.

Según los abogados del Estado, este contrato sirvió para crear “artificiosamente la apariencia de que Francisco Franco adquiría ese mismo inmueble por un precio de 85.000 pesetas”, una cantidad que los letrados califican de “irrisoria”.

DEMANDA

La demanda fue presentada contra los nietos de Franco, Carmen, Jaime, Aránzazu, Cristóbal, María del Mar y María de la O Martínez-Bordiú, junto con la mercantil Prístina, SL, vinculada a la familia.

En esta causa, el Gobierno reivindica la rectificación del Registro de la Propiedad y la nulidad del título de donación en 1938, la “compraventa fraudulenta” de 1941 y la escritura de partición de la herencia de Carmen Franco.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. Que estado ni que mierda,son Pedro el mentiroso Y Pablo el comunista que ahora estan acojonados despues de resucitar a Franco.Los que son un fraude son ellos,a los muertos hay que dejarlos descansar en paz.Donde las dan las toman despues de profanar las tumbas.

    • franco era una rata maricona,,,, era marica,,,tenía un novio moro….y a las ratas no se les deja nunca descansar….mató a 2 millones de españoles el maricon…..como todos los que defendeis a franco,,,cobardes que os amparáis en el anonimato….basura franquista.

  2. Cuanta mierda tenemos que seguir leyendo y oyendo por culpa de estas personas que no han sabido evolucionar en el tiempo. son tan cobardes como siempre y firman como anónimo. Pais, estás para dar lecciones.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre