Vicente Manuel Rouco Rodríguez, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

Ha sido finalmente la titular del juzgado de instrucción nº 2 de Albacete, María del Carmen Díaz Zomeño, quien se ha atrevido a dictar el auto de sobreseimiento y archivo de la denuncia que hace casi tres semanas fue presentada contra el polémico presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha y sobrino del Cardenal Rouco Varela, Vicente Rouco Rodríguez, por los delitos de falsedad en documento público, falso testimonio en causa penal en contra del reo, y contra la Administración de Justicia.

Fue ACODAP, la asociación contra la corrupción y en defensa de la acción pública liderada por el ex juez Fernando Presencia, quien se decidió a denunciar al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha (TSJCLM), Vicente Rouco Rodríguez, por supuestamente falsificar los documentos que sirvieron de prueba para que el juzgado de lo Penal nº 3 de Toledo, con sede en Talavera de la Reina, condenara  al ex juez decano de esa ciudad a la pena de 7 meses de prisión por un delito de calumnias con publicidad y contra autoridad, y a indemnizarle en la cantidad de 3.000 euros por daños morales.

La denuncia también se presentó contra la supuesta titular de un correo electrónico corporativo, como cooperadora necesaria del delito de falsedad en documento público.

Según Fernando Presencia, los documentos que sirvieron de prueba en el juicio para condenarle tenían manipulados las fechas.

Se trataba de las denuncias de fecha 21 de abril de 2016 que el presidente del TSJ de Castilla La Mancha hizo llegar a través del correo electrónico al entonces fiscal jefe de Toledo, Luis Ibáñez Cuesta, supuestamente para confeccionar la querella que se presentaría tres meses después.

Según ACODAP, “la querella por calumnias que presentó el fiscal Ibáñez no hacía ninguna mención a esas polémicas denuncias de Rouco que aparecieron mucho después por arte de birlibirloque” en el acto del juicio, “sin que la instrucción de las diligencias previas se refiriera a ellas para nada”, y de hecho, “el principal testigo de cargo que era precisamente el denunciante, Vicente Rouco, jamás se pasó por el juzgado de instrucción para ratificarlas, ni tan siquiera se le hizo nunca el preceptivo ofrecimiento de acciones”.

Sigue diciendo Presencia que “sospechó que los sellos de las fechas de las denuncias estaban falseados cuando pudieron comprobar que más de un mes después del día 21 de abril, en concreto el 28 de mayo siguiente, Vicente Rouco reconocía en un comunicado de prensa a la agencia EFE que todavía no había emprendido ninguna acción legal en su contra”; “estudiará si toma alguna medida en respuesta”, dijo exactamente el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha en su comunicado, un mes después de cuando se supone que debía de haber interpuesto ya las denuncias.

“También resultaba sospechoso que una comunicación supuestamente oficial, como era la denuncia de todo un presidente de un TSJ se hiciera a través de un correo electrónico de una funcionaria, que es fácilmente manipulable” ha indicado el ex juez decano de Talavera de la Reina, Fernando Presencia.

ACODAP ha manifestado que recurrirá la decisión de sobreseer y archivar “sin ninguna motivación, una denuncia que fue presentada además al amparo de la Directiva (UE) 2019/1937 del Parlamento Europeo y del Consejo de 23 de octubre de 2019 relativa a la protección de las personas que informen sobre infracciones del Derecho de la Unión, que entró en vigor el pasado 17 de diciembre de 2019, y que obliga a seguir adelante con las denuncias de corrupción, sin que se puedan paralizar las investigaciones salvo que se demuestre que la denuncia es falsa, lo que no se dice por ningún lado en la resolución que ordena ahora el sobreseimiento y archivo de la denuncia contra Vicente Rouco por supuestamente falsificar las pruebas contra el ex juez decano de Talavera de la Reina, Fernando Presencia”.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre