El pasado 18 de Diciembre se publicó en la prestigiosa revista alemana “Der Spiegel” un artículo de investigación, firmado entre otros por Markus Becker y Veronika Hackenbroch, titulado “Alemania y Europa podrían quedarse cortos en suministros de vacunas”.

Bajo el sugerente subtítulo de “El desastre de la planificación”, el artículo de la revista germana señalaba que “La UE solo se aseguró 200 millones de dosis de BioNtech-Pzifer, con una opción adicional de 100 millones más, en el pedido que se hizo a mitad de noviembre”. Según fuentes de las negociaciones citadas por “Der Spiegel”, “BioNTech-Pzifer ofreció, asegurando que tenía capacidad de producción suficiente, 500 millones de dosis en la primera ronda”. La Comisión Europea rechazó esa oferta, y su comisaria de salud, Stella Kyriakides no dio más que explicaciones vagas. La revista alemana asegura que el Ministro de Salud alemán, Spahn, “presionó para que se compraran más, pero al final no logró prevalecer debido a la oposición de varios países miembros de la UE, en parte, aparentemente, porque la UE había ordenado solo 300 millones de dosis a la empresa francesa Sanofi”.

            Según “Der Spiegel”, hace quince días Sanofi, el gigante farmacéutico francés, dijo que había sufrido un revés importante y que su vacuna no estará antes del último trimestre del 2021. Así mismo, la revista alemana, indica que en julio “Estados Unidos se aseguró 600 millones de la vacuna de BioNTech-Pzifer, y 500 millones de Moderna” y que “está previsto que estén vacunados a finales de marzo “100 millones de estadounidenses”. Mientras, el artículo indica que Alemania sólo tendrá 60 millones de dosis en los seis primeros meses del año de las dos vacunas con probada eficacia  hasta ahora “45 millones de Pzifer y 15 de Moderna”, es decir que se vacunarán sólo 30 millones de alemanes hasta junio. Esto enlazaría con la noticia publicada por “Il Corriere della Sera” y ratificada por un portavoz del Ministerio de Salud alemán de que el país germano ha comprado de forma bilateral, y fuera de los márgenes de la UE, “30 millones de dosis a BioNTech-Pzifer” y se prepara para hacer lo mismo con la vacuna de Moderna. Es decir, espoleado por sus medios de comunicación, Alemania sabe que ha hecho corto, y se dispone a remediar la situación de forma urgente.

            ¿Y en España? En España, silencio absoluto. Ningún medio, excepto Diario 16 se ha hecho eco de esta información. Aquí ni siquiera se sabe que Estados Unidos vacunará a cerca del 30 % de sus ciudadanos para marzo, y se celebra, no se sabe muy bien porqué,  que sólo se vacunará al 5 % de los españoles hasta el 31 de marzo. Aquí ni siquiera se sabe que Estados Unidos vacunará a cerca del 30 % de sus ciudadanos para marzo, y se celebra, no se sabe muy bien por qué,  que sólo se vacunará al 5 % de los españoles hasta el 31 de marzo. Aquí ni se plantea que se haya hecho corto con las vacunas y el gran debate se centra en la pegatina, que si es buena, que si es mala. Nadie ha mencionado que hay 9 millones de ciudadanos mayores de 65 años, y que si para finales de marzo sólo se han vacunado el 5 % de los españoles, es imposible ir más allá del 30 %  a finales de junio. Y menos con las dosis de vacunas que parecen funcionar, que no alcanzan a más de 15 millones de españoles.

En España, la política y los partidos políticos son lamentables; dedicados únicamente a la “construcción del relato”, y donde la vida, salud, y economía de los ciudadanos importan bien poco. Pero la inmensa mayoría de medios de comunicación no son mucho mejores. Se limitan a hacer seguidísimo de rebaño con sus partidos de referencia. Diario 16 ha sido una excepción. Una excepción que confirma la regla.

            Y de la irrelevante posición de España en todo este proceso, hablaremos otro día.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre