La violencia Israel sobre el pueblo palestino no tiene fin. En la aldea de Al-Tuwanah, al sur de Hebrón, en la Cisjordania ocupada, un ciudadano palestino de 24 años recibió disparos a quemarropa por parte del Ejército israelí y lo hirieron gravemente en el cuello mientras intentaba evitar que los soldados robaran un generador eléctrico de su propiedad.

El joven fue trasladado al hospital de Yatta. El Ministerio de Salud palestino confirmó que las balas habían dañado la columna vertebral, lo que le causó una tetraplejia.

Imagen publicada por WAFA del joven tiroteado recibiendo tratamiento en el hospital de Yatta

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Expatriados de Palestina condenó en un comunicado el tiroteo del ejército israelí a quemarropa: «Esta bárbara agresión es parte de la ocupación israelí en curso dirigida a personas en Masafer Yatta con el objetivo de aumentar la presión y las restricciones sobre ellas para expulsarlas por la fuerza y ​​vaciar el área de ellas con el fin de tomarla en su totalidad a favor de los asentamientos».

El Ministerio, además, afirmó que estaba documentando todos los crímenes israelíes contra el pueblo palestino con el fin de llevarlos ante la Corte Penal Internacional, y pidió a la Corte que abra rápidamente una investigación oficial sobre los crímenes de guerra de Israel contra el pueblo palestino para hacer responsables a todos los israelíes. criminales de guerra.

También se reclamó al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que asuma su responsabilidad política, legal y ética y brinde protección internacional al pueblo palestino. Además, solicitó al Consejo de Derechos Humanos que forme una comisión internacional para investigar el tiroteo criminal de Al-Tuwanah.

Apúntate a nuestra newsletter

5 Comentarios

  1. El sionismo no es otra cosa que una expresión política nazi. Nació junto al nazional-socialismo de Hitler, en la misma época y con la misma estructura de pensamiento.Identificar al sionismo como expresión democrática es reconocer al supremacismo racista como ideología emancipadora.

    • El sionismo fue fundado por Theodor Herzl 1860-1904. Su objetivo era construir una nación para el pueblo Judío. Nada distinto de lo que persiguen los nacionalistas catalanes, vascos o kurdos.

      El problema de los judíos es que no eran mayoría en ningún territorio y tuvieron que «expropiárselo» a los palestinos.

      Cuando fueron mayoría en esos territorios ejercieron el «derecho a decidir» y «democráticamente» con más del 51% de los votos a favor, construyeron su nación.

      Ahora hay dos pueblos y una sola nación. Un asunto difícil de resolver a no ser que ambos pueblos renuncien al nacionalismo y construyan una nación multiétnica como España.

  2. El Ejército de Israel dispara a quemarropa y deja tetrapléjico a un joven palestino de 24 años. Cabe recordar que, este criminal país, está asociado al sátrapa marroquí. Bendecido por el terrorismo de trump. Que podemos esperar de una asociación criminal, aquí una prueba.

  3. Israel tiene derecho a defenderse. Habeis vivido en Israel? Habeis visitado Israel? Si no teneis ni puñetera idea de lo que pasa como osais a criticar? El país del mundo donde el servicio militar es obligatorio para hombres y mujeres y donde evadirlo te puede costar pena carcel, y se hace para «en caso de una guerra» la idea es movilizar a todo un país. No estamos hablando de personas que disfrutan de vestirse y jugar a los soldaditos sino de personas que se defienden y defienden el unico lugar en este planeta donde se les ha permitido vivir porque los echaron de todos lados. Mi apoyo y respeto a esta nacion.

    • Antes de la llegada a Palestina de decenas de miles de colonos judíos, en las ciudades, campos y pueblos palestinos convivían en relativa armonía judíos y árabes. Lo mismo sucedía en otros países árabes.

      Los pogromos antijudíos han sido muchos más frecuentes en la Europa cristiana que en el mundo musulmán. España expulsó a los judíos españoles, y en tiempos más reciente los pogromos se han sucedido en Rusia, y otros muchos países europeos. La matanza de judíos llevada a cabo por Alemania con la entusiasta colaboración de antisemitas, austriacos, polacos, húngaros, franceses, etc. elevó a cotas desconocidas la brutalidad ejercida contra el pueblo judío.

      Pero eso no justifica de ninguna manera que los judíos arrebataran a los palestinos sus territorios para fundar su nación étnica. Expulsaran de sus hogares a millones de ellos, y convirtieran a otros en ciudadanos de tercera en su propia tierra.

      La barbarie no justifica la barbarie, ni a la victima les asiste el derecho a convertirse en verdugos. Menos cuando los verdugos actúan contra nuevos inocentes.

      La ocupación y la limpieza étnica que hoy en día se sigue llevando a cabo en Palestina debe parar. España ha reconocido recientemente la nacionalidad a los descendientes de judíos españoles, e Israel debería hacer lo propio. Reconocer la nacionalidad de los millones de palestinos que viven en el exilio y facilitarles el retorno. Los árabes palestinos deberían aceptar que los judíos son sus conciudadanos y pueden entenderse y vivir juntos.

      Aunque dado el radicalismo y el fanatismo inherente a los humanos (del que muchos de los articulistas de este diario son un claro ejemplo) dudo de que esa reconciliación pueda darse algún día.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre