José Luis Mateos, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Salamanca.

Que las malas noticias venden más es una leyenda -dicen- de primero de Periodismo, aunque es muy probable que quien lo dice no haya estudiado esta carrera. Pero lo cierto es que desde que esta profesión existe hay una tendencia a destacar lo peor de cada casa. En este caso, la clase política no ha ayudado demasiado a cambiar este concepto. Ni qué decir en España, donde el deterioro de su imagen y la desconfianza hacia los políticos sólo ha empeorado en medio de una crisis sanitaria sin precedentes. Pero entre truanes que se vacunan cuando no le corresponde, las terribles fake news lanzadas desde las sedes de los partidos (desde Génova sin ir más lejos) y otros miserables menesteres, aparecen figuras como caídas del cielo, como la del líder de la oposición en el Ayuntamiento de Salamanca, José Luis Mateos. Este joven político ha renunciado a dos concejales en el pleno municipal el día en que se aprobaban los presupuestos para no sacar ventaja mientras el alcalde y su concejal de Deportes (ambos del PP) estén ingresados en el hospital por coronavirus.

En el twitter lo comunicada el propio Mateos:

El gesto cobra aún mayor importancia ante un PP de Salamanca con tendencia a ignorar a la oposición -como Mateos ha denunciado tantas veces- y donde el amiguísimo y el populismo -además del rodillo- imperan a sus anchas en un Gobierno popular.

En declaraciones a Diario16, Mateos, explica por qué este gesto con un partido que no suele mostrar ni la más mínima cortesía con la oposición: «La decisión es excepcional y la hemos adoptado para evitar retrasar la aprobación de los presupuestos y porque no íbamos a aprovechar que dos miembros de la corporación hospitalizaros para modificar la mayoría del pleno que salió de las urnas».

Según confirma, algo así «nunca se había hecho en el Ayuntamiento de Salamanca y creemos que hay que actuar siempre desde la honestidad, sin ventajismo y ésta es una muestra más de ello. No íbamos a ganar una votación al gobierno municipal de PP y Cs porque dos de sus miembros estén en el hospital, sería ruin«.

Otros gestos

José Luis Mateos es un ejemplo que dignifica la política. Pero no es el único. Lo cierto es que frente a 40 políticos, altos cargos de la iglesia y algún jurista que se han colado para recibir la vacuna, hay miles de políticos que esperan su turno y cumplen y respetan las normas.

Otro gran ejemplo que hemos conocido estos días ha sido el del alcalde de La Roda (Albacete) y vicepresidente tercero en la Diputación, Juan Ramón Amores, que sufre ELA, con un 68% de discapacidad, y no sólo no se ha vacunado, cuando hubiera estado más que justificado hacerlo por sus circunstancias. Este políticos, municipalista convencido, ha cargado contra los políticos que se han vacunado contra la COVID-19 y pide respetar los protocolos.

También optó por twitter para exponer lo que sentía:

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorÁbalos, víctima de acoso por un ultraderechista que le espía en su propia casa
Artículo siguienteAyuso devora a Casado con su visita a Cataluña
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre