sábado, 19junio, 2021
23.6 C
Seville

El duro y fascinante mundo de Unamuno y los Hermanos Machado

Javier Pueblahttp://www.javierpuebla.com
Cineasta, escritor, columnista y viajero. Galardonado con diversos premios, tanto en prosa como en poesía. Es el primer escritor en la historia de la literatura en haber escrito un cuento al día durante un año, El año del cazador, 365 relatos que encierran una novela dentro.
- Publicidad -

análisis

Ayuso deja compuesto y sin cargo a Toni Cantó

Isabel Díaz Ayuso deja compuesto y sin cargo a Toni Cantó, pero sí incluye a la ex de Ciudadanos, Marta Rivera de la Cruz, para...

Llega San Juan: una noche de pólvora, diversión y miedo

La verbena de San Juan se caracteriza por un desmesurado uso de la pirotecnia y los fuegos artificiales. El cielo se llena de dibujos...

Los españoles «indultan» a Felipe VI

El rey Felipe celebra su séptimo aniversario en el trono de España. La efeméride coincide con una encuesta de Metroscopia sobre cómo valoran los...

Pedro Sánchez y Ana Patricia Botín: ¡Que se besen, que se besen!

Resulta absolutamente impresentable que una entidad financiera con el historial del Santander salga a rescatar la imagen de Pedro Sánchez
- Publicidad-

«Por fin tengo el placer y el honor de asaltarte con este voluminoso epistolario, que me atrevería a denominar de Enciclopedia machadunamuniana. Pesa kilo y medio, y creo que vale su peso en oro. Pero no podrás leerlo en el metro, salvo que quieras hacer pesas», me escribe el gran editor Emilio Pascual en la nota que acompaña al «kilo y medio»: LOS MACHADO Y UNAMUNO: CARTAS.

Objeto no sólo voluminoso o pesado, sino también atractivo y fascinante. Un mundo por el que se puede pasear, como si las cartas fueran calles y avenidas, y las palabras tiendas, rostros, almas, bares.

Los Machado y Unamuno se cartearon durante más de treinta años:

«A su regreso de una estancia de dos años en París, donde había trabajado como traductor para la editorial Garnier, y escrito su primer poemario, Alma, Manuel Machado se sumergió en el bullente mundo de la prensa literaria del momento y, en el verano de 1901, solicitaba a Unamuno -dos veces- una colaboración para el primer número de Juventud. El tono de la segunda carta permite suponer que habían coincidido en Madrid en algunas de las frecuentes visitas de Unamuno a la capital….»

Así comienza el prólogo o introducción de Pollux Hernúñez, editor de la obra, y para mí fue ya suficiente reclamo para no dejar el libro en la pequeña librería de los «ya los miraré» y colocarlo a mi derecha, en la muy generosa mesa de despacho que me cedió mi padre cuando regresé desde el África francesa a Madrid (como Manuel Machado, pero cien años después), y así cada vez que tengo un momento libre, abro el libro y paseo -caprichosamente- por sus páginas.

La forma de tratarse no ha cambiado demasiado:

«le quiere y admira mucho su affmo» «su amigo y leal para siempre» «Hasta pronto, le quiere y admira»

Claro que ahora en el correo electrónico son ya muy pocos los que utilizan esas fórmulas rezumantes de afecto y respeto. Y en guasap entiendo que prácticamente nadie.

Subrayo frases

«El gozo de la vida es producir» (pag 67)

«¿No hagas orfebrería literaria, por Dios, no hagas orfebrería literaria!»  (413)

Acepto y argumentos y discuto otros. Tomo notas en los márgenes (sintiéndome culpable porque imagino la cara que pondría Luis Alberto de Cuenca -que es gracias a quien conocí a Emilio Pascual y Pollux- si me viera hacerlo), me río, me entusiasmo. Levanto el libro y hago pesas con él, y me imagino a mí mismo viviendo en el Madrid de hace un siglo, en el mundo de hace un siglo. Quizá habría tenido la suerte de conocer al autor de Niebla, o a alguno de los inolvidables hermanos.

Cierro el libro. Me pongo con otra cosa, últimamente la vida se ha acelerado y deja pocos respiros; ni siquiera cuando llegamos a casa y podemos quitarnos el bozal o mascarilla. Pero ahí está a mi lado LOS MACHADO Y UNAMUNO: CARTAS. Paso los dedos sobre la bella cubierta. Lo abro, pico algo, vuelvo a cerrarlo. Lo miro con afecto, agradecido. Buen, fiel y paciente amigo.

(Mecanografía: TM)

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Cuando el alcance de las matemáticas no está definido

Llevo meses pensando en esto. Las matemáticas están en descontrol. Los matemáticos de verdad realizan un excelente trabajo, pero quienes aún tratamos de aprenderlas, tenemos...

Franjas tarifarias frente a un oligopolio

En España el 80% de la energía eléctrica está en manos de tres empresas, lo que supone un oligopolio en toda regla, siendo esta...

Monedas como homenaje al personal sanitario en Italia

El Ministerio de Economía italiano ha aprobado la creación de monedas de 2 euros con un mensaje de agradecimiento al personal sanitario por su...

Marcha multitudinaria contra la ocupación ilegal del Sáhara

Miles de personas han marchado hoy en Madrid para exigir la libertad del pueblo saharaui y para mostrar su repulsa contra la ocupación ilegal...
- Publicidad -

lo + leído

Cuando el alcance de las matemáticas no está definido

Llevo meses pensando en esto. Las matemáticas están en descontrol. Los matemáticos de verdad realizan un excelente trabajo, pero quienes aún tratamos de aprenderlas, tenemos...

Franjas tarifarias frente a un oligopolio

En España el 80% de la energía eléctrica está en manos de tres empresas, lo que supone un oligopolio en toda regla, siendo esta...

Monedas como homenaje al personal sanitario en Italia

El Ministerio de Economía italiano ha aprobado la creación de monedas de 2 euros con un mensaje de agradecimiento al personal sanitario por su...

Marcha multitudinaria contra la ocupación ilegal del Sáhara

Miles de personas han marchado hoy en Madrid para exigir la libertad del pueblo saharaui y para mostrar su repulsa contra la ocupación ilegal...