La evolución de los precios en el mes de octubre, según el dato de IPC publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), mantiene la atonía de los últimos meses al registrar un aumento mensual del 0,5%, medio punto inferior al registrado en el mismo mes de año anterior, dejando la tasa anual en el -0,8%.

Con este descenso, el IPC interanual pone fin a dos meses de ascensos y encadena su séptima tasa negativa consecutiva y registra por segunda vez en el año 2020 su nivel más bajo desde mayo de 2016.

El dato es acorde con la situación económica y del empleo derivada de los rebrotes de la pandemia del covid-19, que está imponiendo restricciones al consumo de los hogares como consecuencia de la menor actividad económica y la persistencia de altos niveles de desempleo. Si comparamos la inflación de la Zona Euro con España, ésta segunda se mantiene 0,5 puntos porcentuales por debajo de la media de la Zona Euro, que está en el -0,3%.

Respecto a la inflación subyacente, en octubre ha vuelto a desacelerar una décima, situándose en el 0,3%.

La evolución de los precios en los llamados por el INE, Bienes Covid-19 (los más consumidos durante la pandemia por las familias españolas), han registrado un incremento del 1,7% muy superior al registrado en la tasa general.

El impacto de estas subidas en unas economías familiares fragilizadas -en muchos casos de forma extrema- por las consecuencias de la pandemia puede resultar más determinante que en otras circunstancias.

Los grupos que destacan por su influencia en la disminución de la tasa anual son:

Vivienda, cuya tasa desciende más de dos puntos y se sitúa en el –3,6%, debido a la bajada de los precios de la electricidad, frente al aumento registrado en 2019. También influye, aunque en menor medida, la disminución de los precios del gas, mayor este mes que el año anterior, y del gasóleo para calefacción, que subieron en 2019.

Comunicaciones, con una variación del –4,2%, casi tres puntos menor que la de septiembre. Este comportamiento es consecuencia de la bajada de los precios de los servicios empaquetados de telefonía, frente a la estabilidad registrada el año pasado.

Enseñanza, que disminuye su tasa casi un punto y medio, hasta el –0,2%, a causa del descenso de los precios de la enseñanza universitaria, que subieron en 2019.

Por su parte, el grupo con mayor influencia positiva es:

Ocio y cultura, que aumenta su variación cuatro décimas, hasta el –0,7%, debido a que los precios de los paquetes turísticos disminuyen este mes menos que el año pasado.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre