El primer adelanto de los datos de participación en estas Elecciones Generales muestran un descenso de casi un 4% respecto a los comicios del 28 de abril, lo que mantiene la misma caída que en los datos adelantados a las 14.00. En concreto, ha votado un 56,79% del censo mientras que en el 28A había ejercido su derecho al voto un 60,74%.

Estos datos indican que la predicción de una menor participación se está cumpliendo y que los resultados del recuento estarán mucho más ajustados, sobre todo por la proporcionalidad de la Ley D’Hondt.

Por territorios, el mayor descenso de la participación se está dando en territorios que tradicionalmente han apoyado al PSOE o a otras formaciones de la izquierda: Castilla-La Mancha (-5%), Extremadura (-5,9%) o el Principado de Asturias (-5,4%). La participación en Andalucía es sólo de un 2,4% inferior a las elecciones de abril. Por contra, en los territorios tradicionalmente conservadores, salvo Galicia, el descenso se mantiene dentro de la media nacional.

Todo parece indicar que los datos de participación auguran una noche electoral complicada y llena de nervios para todos los partidos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre