Desde la Generalitat, el President encargó al defensor del pueblo (Sindic de Greuges) que elaborase un informe sobre los disturbios vividos tras la sentencia del TS al procés.

El informe acaba de ser publicado y en él, el Sindic señala que la intervención de las fuerzas y cuerpos de seguridad era necesaria ante la «actitud hostil y violenta» de algunas personas concentradas durante las protestas.

La necesidad de la actuación no se cuestiona en el informe. Sin embargo, la manera en que actuaron tanto los Mossos como la Policía Nacional es puesta en duda en algunos casos concretos. El Sindic, Rafael Ribó, considera que se dió «desproporción y un exceso en el uso de la fuerza en la dispersión, contención y detención de personas».

El informe completo puede consultarse aquí y se ha elaborado gracias al trabajo de búsqueda y cotejamiento de datos oficiales, tanto desde el Departamento de Interior como desde la Consejería de Salud de la Generalitat. El Síndic denuncia, en este sentido, la poca colaboración que ha obtenido por parte del Ministerio de Interior, a quien también han solicitado datos para poder elaborar su informe.

Además, el Sindic cuestiona al Govern al haber permitido armamento antidisturbios que no está permitido en Cataluña. Y así, considera Ribó, que se tenía que haber vetado por parte del govern de la Generalitat el uso por parte de la Policía Nacional de material como las pelotas de goma.

También se analiza el trato dado a los detenidos, señalando que hubo agresividad exagerada en muchas de las detenciones producidas por la Policía Nacional. A este respecto el sindic solicita al Ministerio de Interior que abra las investigaciones oportunas ante las denuncias que el informe recoge, y que se tomen las medidas pertinentes oportunas en los posibles casos de abusos policiales. Se solicita también que sean revisados los protocolos de actuación  y que se sustituyan las pelotas de goma por otros instrumentos menos lesivos e indiscriminados.

Solicita a las autoridades fiscales y judiciales, que reconsideren la situación de prisión provisional de las personas que aún se encuentran en esta situación.

El Sindic pone también en valor que la mayoría de las manifestaciones han sido pacíficas y con un marcado carácter cívico.

 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre