El consejero de Educación, Javier Imbroda, de Ciudadanos, y el portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, del PP.

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ha asegurado que la que ha sido hasta este miércoles directora general de Formación Profesional, Paula Greciet, ha presentado su dimisión por razones “de índole personal y familiar” y, según el departamento que dirige Javier Imbroda (Ciudadanos), no ha sido cesada fulminantemente como adelantó Diario16 este miércoles antes de que el Consejo de Gobierno de la Junta hiciera pública la noticia, que ya se conocía de manera oficiosa desde días antes, coincidiendo con el inicio del curso escolar en Andalucía.

Pese a todo, la Consejería de Educación no tenía constancia de esta nueva baja de un alto cargo en el Gobierno andaluz hasta este mismo miércoles en que aprobó el relevo el Consejo de Gobierno. Esta renuncia es la decimotercera de un miembro de organigrama directivo del ejecutivo de Juanma Moreno en apenas siete meses de gobierno, la mayoría de ellas en las filas de Ciudadanos.

El consejero andaluz de Educación reconoció este miércoles “el gran valor del trabajo realizado por Greciet en estos meses”, principalmente por su “impulso” al plan estratégico andaluz de Formación Profesional y por la firma de convenios con empresas de “primer nivel internacional”. Desde la Consejería de Educación se asegura que la dimitida seguirá manteniendo “una relación de colaboración en el futuro” con la Administración educativa andaluza.

Las dos consejerías que acaparan buena parte de las dimisiones son las de Igualdad y la de Educación, ambas muy cuestionadas y en manos del partido de Albert Rivera. La ausencia de una estructura política bien definida a nivel autonómico y la falta de experiencia en labores de Administración pública son los factores que están ocasionando esta cascada de dimisiones o ceses en el bipartito andaluz. El portavoz del Gobierno autonómico, Elías Bendodo, mantiene el mantra de que hacer cambios para mejorar es bueno”, aunque este goteo de dimisiones y ceses está minando la imagen del denominado “Gobierno del cambio” tras 37 años ininterrumpidos de mandatos socialistas.

Cristina Báez, nueva directora general de Formación Profesional.

El pasado 21 de mayo se produjo la primera baja en el departamento que dirige Imbroda. Antonia Morales dejó su puesto de delegada de Educación e Igualdad en Almería. También adujo “motivos personales” como la dimitida este miércoles en pleno inicio del curso escolar. A Greciet la sustituye la malagueña Cristina Báez Villa, de quien Imbroda ha dicho que se trata de “una apuesta firme por la renovación de la Formación Profesional con una profesional andaluza que cuenta con el mayor nivel técnico que se puede tener dentro de la administración educativa”, ya que ha desarrollado su carrera profesional en su mayor parte como docente de Formación Profesional.

Imbroda detalló el pasado junio las líneas maestras de su departamento para la Formación Profesional en este nuevo curso académico que comienza. La planificación incluye un aumento de 4.103 plazas y 125 ciclos nuevos. Educación pretende reducir el abandono del 35% en grados medios hasta un 10%. Asimismo, Imbroda apuesta por adecuar la oferta de la Formación Profesional a las necesidades de cualificación de las empresas andaluzas y ajustar las plazas para que miles de jóvenes no se queden fuera del sistema.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − 13 =