Momento del debate

El Segundo y último debate de la televisión de Castilla y León con los cuatro candidatos a la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (PP), Luis Tudanca (PSOE), Pablo Fernández (Podemos) y Francisco Igea, (Ciudadanos), ha puesto de manifiesto el modelo acabado de los populares en hasta ahora su feudo político más seguro. Datos inflados, ataques a la crisis de Zapatero y mentiras como que no hay listas de espera son el argumento de un candidato del PP que, según todas las encuestas, se quedará en la oposición por primera vez en 32 años.

Alfonso Fernández Mañueco asegura que Castilla y León tiene los mejores ranking en Educación y Servicios Sociales, y se olvida de los miles de jóvenes que cada año abandonan la comunidad por falta de oportunidades y de recordar, como han hecho sus adversarios políticos, cómo la universidad pública ha perdido en la última legislatura 17.000 alumnos frente a los 7.000 que ha ganado la privada.

Igea ha pedido a los ciudadanos que “no se resignen, hay más opciones”. Mañueco insiste en que sale a ganar a pesar de que las encuestas le dan un batacazo sin precedentes en Castilla y León. “Ciudadanos va a dar su voto para que haya un gobierno socialista en Castilla y León”.

El cambio es casi seguro en Castilla y León, pero el PSOE necesitará de pactos y casi con seguridad no le servirán sólo los escaños de Podemos. Por ello, Luis Tudanca ha vuelvo a pedir el apoyo de los ciudadanos para tener un gobierno fuerte. Por su parte, Pablo Fernández, desde la coalición morada, les ha pedido al PSOE y Ciudadanos que hablen claro y digan si piensan pactar. A su juicio, “Para que haya verdadero cambio la única garantía es que Podemos esté en el gobierno, la única opción sin créditos y sin deudas con bancos”.

El candidato a la Presidencia de Castilla y León por Podemos Equo, Pablo Fernández, ha recordado que  “vivimos más años y en mejores condiciones, una excelente noticia. Y eso se ve como una tragedia que sólo concibe el PP como un nicho de negocio para sus empresas afines”.

Poco partidario de las residencias, el candidato de Ciudadanos ha recordado que una persona de 80, con principio de demencia, acaba sedado y atado, y “finalmente se muere”. Según explica “nuestra política es que todos los españoles lo son de pleno derecho. Vamos a apostar por la independencia de los ciudadanos hasta el final de su vida”.

La Educación y la Sanidad, así como los Servicios Sociales han sufrido unas políticas de privatización y apostar por la opción privada. Por ello, Luis Tudanca, el que casi con toda seguridad será el futuro presiente de Castilla y León, ha recordado a Mañueco que “promete lo que no ha sido capaz de hacer en 32 años” y ha insistido en que “la apuesta por los servicios públicos es inequívoco en el PSOE”.

Club de fans

Tudanca, que ha recibido los mayores ataques de Mañueco, al que le ha definido como  “el presidente del club de fans de Pedro Sánchez”, se ha defendido recordando que la Ley de Dependencia, ejemplo en el ámbito internacional, lo puso en marcha un gobierno socialista”.

Pablo Fernández considera que Castilla y León está anclada en el siglo XX y en algunos lugares en el XIX.

Mañueco, que insistía en dirigirse a Tudanca, le ha acusado de “querer exportar modelos que han fracasado en otra comunidades gobernadas por el PSOE”.

El PP ha recortado hasta un 90% la mayor parte de las prestaciones de la ley de dependencia, según Luis Tudanca. “Se trataba de hacer negocio y maquillar los datos”, acusa el socialista a Mañueco.

Duras palabras también de Pablo Fernández a Franquicos Igea. Desde su punto de vista, “Ciudadanos han sido los manporreros del PP”.

La falta de infraestructuras en carreteras y en servicios públicos se ha puesto de manifiesto por parte del PSOE, Podemos y Ciudadanos.

Compartir
Artículo anteriorLa falta de cultura general
Artículo siguienteRaúl Martins: proxenetismo y trata en Cancún
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

  1. Pero qué tonterías dice la periodista, pero si el pacto está hecho entre cc y pp, y mañueco presidente. Pero cuànta tontería hay que oír

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + 11 =