miércoles, 25mayo, 2022
17.8 C
Seville

El cultivo consciente de la ignorancia

Thomas S. Harrington
Catedrático emérito de los Estudios Hispánicos en Trinity College en Hartford (EE.UU.) donde impartió durante más de dos décadas clases sobre la literatura, el cine y la historia cultural de los Países Ibéricos en la época contemporánea. Sus líneas principales de investigación son los movimientos peninsulares de identidad nacional, el iberismo, la cultura catalana contemporánea, la teoría cultural (especialmente la teoría de polisistemas) y las migraciones entre las llamadas culturas periféricas de la Península y las sociedades del Caribe y el Cono Sur. Ha ganado dos becas Fulbright (Barcelona y Montevideo, Uruguay) y ha vivido o trabajado también en Madrid, Lisboa y Santiago de Compostela. Además de su trabajo como hispanista, es analista de la política y la cultura en la prensa de su país y en el extranjero. Más información sobre su obra y bio en su web: https://www.thomassharrington.com/about
- Publicidad -

análisis

El Repaso del martes 24 de mayo: Foro de Davos, Zelenskiy, el Rey y el virus de la viruela del mono

Analizamos en El Repaso las principales portadas a nivel mundial y nacional. Si quieres escucharlo en formato audio pulsa aquí. Si quieres verlo, aceptando...

La inflación, puñalada oligárquica

La inflación es una puñalada -una puñalada trapera- de la oligarquía nacional-extranjera. No te rebajan la cantidad de euros que ganas. Pero puedes adquirir...

¿Cómo está compuesto el Uribismo?

El uribismo está compuesto por varios grupos muy definidos, familiares de personas dedicadas al narcotráfico, clanes de corrupción, patrocinadores y miembros del paramilitarismo y...

El Repaso del lunes 23 de mayo: viruela del mono y los expertos, Estados Unidos y Taiwán, y las no disculpas del rey

En El Repaso analizamos la actualidad. Puedes escuchar El Repaso del 23 de mayo en audio pulsando aquí. Verlo en video a continuación aceptando...
- Publicidad -
- Publicidad-

El cerebro humano tiene una tendencia a imponer esquemas cognitivos binarios sobre la complejidad a veces insondable del mundo que nos rodea. 

Por ejemplo, numerosos estudiosos del nacionalismo han sugerido que a menudo es bastante difícil construir un proyecto nacional fuerte y duradero en ausencia de un «otro» amenazador cuya supuesta inferioridad cultural y agresión innata se dice que ponen en peligro la integridad del «hogar» colectivo. 

Por tanto, no es casualidad, como han demostrado los antropólogos Frykman y Löfgren en el caso particular de la Suecia contemporánea, que las campañas de higiene individual y colectiva fueran a menudo elementos importantes de muchos movimientos nacionalistas de finales del siglo XIX y principios del XX.

Aunque no solemos hablar de ello, también encontramos este apartheid mental, enraizado en el deseo de separar lo “limpio” de lo “sucio” en nuestro mundo intelectual. 

Desde la Ilustración el conocimiento se ha definido en términos de su relación con la ignorancia; es decir, contra el desierto supuestamente oscuro de hechos que no han sido tocados por la magia organizadora de mentes humanas bien instruidas y, por lo tanto, se consideran básicamente inútiles.

Bajo la influencia de esta visión del mundo, que define la ignorancia en términos esencialmente negativos, como fenómenos desprovistos del orden inherente de la civilización, el acto de sustraer ciertos repertorios culturales de los ojos de los ciudadanos se convierte no solo en una opción, sino en una obligación. Y de ahí la presión institucional generalizada para no analizar los fenómenos culturales que alguien —generalmente desde una posición de poder— ha etiquetado como producto de una mente trastornada.

Pero, ¿y si las cosas no son tan simples? 

¿Qué pasa si resulta que la creación de ignorancia es una parte de la vida tan básica y constante como la producción de conocimiento y que, además, los procesos que la generan tienen estructuras y patrones fácilmente identificables? Si es así, ¿no deberíamos estudiarlo más de cerca?

Esta es la propuesta de un grupo creciente de investigadores en un campo que uno de los miembros, el antropólogo Robert Proctor, llama ‘ agnotología ‘, y que otros simplemente llaman ‘el estudio de la ignorancia’. 

El nuevo campo tiene muchos ejes temáticos. Para mí, el más interesante de estos, abordado por el propio Proctor, es cómo grupos política y económicamente muy poderosos fabrican muy conscientemente la ignorancia entre la población, y que a menudo lo hacen, como lo demuestra de manera efectiva en su estudio detallado del comportamiento de la población. Industria tabacalera estadounidense: bajo la rúbrica de la ciencia y la necesidad de proteger a las personas de la influencia de la desinformación.

Nada de esto, por supuesto, sorprendería a un veterano agente de inteligencia en cualquier país importante del mundo, o a un alto ejecutivo de una empresa multinacional. Tampoco sorprendería el creciente número de miembros del Behavioural Insight Team (BIT) en los gobiernos “democráticos” del mundo, o en Silicon Valley. 

Y no hace falta decir que ciertamente no sería una novedad para la gran mayoría de las personas que no han tenido la suerte de pasar años en la universidad y, por lo tanto, se ganan la vida haciendo un trabajo duro y, a menudo, agotador.

En cambio, muchos, si no la mayoría de los que han entrado en el mundo de las actividades intelectuales institucionalizadas, parecen tener una capacidad casi infinita no sólo para sorprenderse ante la posibilidad de que todo esto pueda estar pasando, sino para sentirse ofendidos por la mera sugerencia que ciertas personas, generalmente de la misma clase educativa que ellos, en realidad podrían estar tratando de engañarlos a ellos y a otros en nombre del conocimiento científico.

En aras de mantener su codiciado sentido de la higiene intelectual, se han dotado de un conjunto de herramientas verbales y, por lo tanto, cognitivas como la “teórica de la conspiración” (desarrollada y desplegada, según el prestigioso politólogo Lance Dehaven Smith, por la CIA para eliminar preguntas incómodas sobre el asesinato de John F. Kennedy) para facilitar su profundo deseo de permanecer ignorantes de lo que la gente de otros sitios de creación de conocimiento menos favorecidos institucionalmente podría estar viendo y pensando. 

La última baza de las élites institucionalizadas en este serial juego de frenar la proliferación de interpretaciones frescas de la realidad desde abajo es transformar la ciencia, que se define por su desprecio por el dogma, en un rígido canon de prescripciones autoritarias que no admiten diálogo ni disidencia . 

Un elemento esencial de este nuevo juego es presentar los puntos de vista de un número muy pequeño de científicos elegidos por los poderosos como la encarnación de la ciencia misma, y ​​liberar a estos mandarines no elegidos de la necesidad de tener que justificar sus pensamientos y acciones en el contexto de un debate. 

Fomentando la ignorancia sobre la inmunidad natural

Dada la cantidad potencialmente grande de personas afectadas, una de las partes más importantes del fenómeno Covid es el tema de la inmunidad natural. Durante casi dos años, nuestros funcionarios de salud pública han utilizado las herramientas clásicas de las grandes tabacaleras y petroleras que inducen a la ignorancia: «Realmente no sabemos» y «Todavía no tenemos suficiente información», para evitar una discusión pública sobre la asunto.

Esto, como si una de las leyes más básicas de la inmunología, que superar un ataque viral casi siempre produce una inmunidad duradera, se descartara repentinamente cuando se trataba de tratar una variante particular de una familia de virus bien conocida y bien estudiada.

Este muro de silencio fabricado impidió que decenas de millones de ciudadanos previamente infectados tomaran decisiones informadas a medias sobre vacunas experimentales en los primeros meses del lanzamiento de la vacuna. 

Sin embargo, cuando en la primavera de 2021 el senador Ron Johnson y el senador Rand Paul, un médico, anunciaron que se habían recuperado de Covid y, por lo tanto, no vieron la necesidad de vacunarse, la máquina de la ignorancia cambió de pasiva (restricción de información) a activa ( modo de creación de “realidad”). 

El 19 de mayo de 2021, después de que varios médicos con credenciales impecables confirmaron públicamente la evidencia científica de lo que habían dicho Johnson y Paul, la FDA, la misma FDA que entonces fomentaba el uso ilimitado de PCR extremadamente inexactas que operaban en una EUA para estigmatizar perfectamente personas sanas como enfermas y en necesidad de encarcelamiento de facto— de repente emitieron una nueva declaración advirtiendo contra el uso de las pruebas de anticuerpos Covid totalmente aprobadas para evaluar el nivel de inmunidad de un paciente contra Covid, diciendo:

«Las pruebas de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 actualmente autorizadas no se han evaluado para evaluar el nivel de protección proporcionado por una respuesta inmunitaria a la vacunación contra el COVID-19. Si los resultados de las pruebas de anticuerpos se interpretan incorrectamente, existe el riesgo potencial de que las personas tomen menos precauciones contra la exposición al SARS-CoV-2. Tomar menos medidas para protegerse contra el SARS-CoV-2 puede aumentar su riesgo de infección por SARS-CoV-2 y puede resultar en una mayor propagación del SARS-CoV-2.»

Cuando le pregunté acerca de esta declaración y el respaldo público del comisionado de la FDA en mayo, el cirujano e inmunólogo Hooman Noorchashm dijo: «Es 100% acientífico». Luego pasó a explicar más el asunto en una publicación en Medium: 

«Como analogía, esta declaración de la FDA contra el uso de anticuerpos COVID-19 para evaluar la inmunidad es tan absurda que sería como si la NASA publicara una declaración pública advirtiendo al público que ya no debemos suponer que la tierra es redonda… el comisionado actual de la FDA afirma con orgullo en un Tweet que la  evidencia serológica estándar  de inmunidad al SARS-CoV-2 (es decir, las pruebas de anticuerpos para la proteína Spike y la Nucleocapsid) no significa nada en 2021. No importa que esta misma lectura clínica (es decir, , anticuerpos contra el SARS-CoV-2) para evaluar la eficacia de la vacuna en los ensayos clínicos que condujeron a la aprobación de la EUA de las vacunas COVID-19.»

Hemos visto el mismo tipo de manipulación grosera con respecto a alentar la impresión generalizada entre la población de que al vacunarse uno estaba ganando inmunidad contra la infección y el fin de la capacidad de transmitir el virus a otros. 

¿Realmente se supone que debemos creer que las autoridades que impulsan las vacunas sugieren públicamente que pondrán fin a la infección y la transmisión realmente no han leído las mismas aprobaciones de EUA que todo ciudadano pensante tiene a su disposición desde los primeros meses de 2021? 

Y es aquí donde, ante estos fenómenos, nos corresponde a cada uno decidir cómo queremos afrontar el problema de la gestión de la información por parte de las administraciones públicas a medida que avanzamos. 

¿Vamos a seguir refugiándonos en lo que he venido a denominar la postura “juvenil” ante tales realidades? Esta parece ser la posición predeterminada de las clases acreditadas y sostiene que las personas en nuestros organismos gubernamentales y reguladores son básicamente intermediarios honestos que, como la mayoría de nosotros, cometen errores debido a una falta de atención comprensible o falta de información confiable.

Necesitamos comenzar a enfrentar, como adultos, el hecho crudo de que nuestras instituciones públicas han sido capturadas por una minoría de personas que esencialmente nos ven como una biomasa sin cabeza y manipulable para ser empujados de manera que beneficien sus metas y deseos a largo plazo y quienes en la búsqueda de esos fines han construido una máquina de ignorancia muy sofisticada para asegurar que sigamos ajustándonos a las muy bajas expectativas que tienen para nosotros como seres morales e intelectuales morales.

Deberíamos estudiar, como se estudia cuidadosamente un avión espía capturado de una potencia enemiga, exactamente cómo funciona esa máquina de la ignorancia. De lo contrario, seguiremos fingiendo, como niños, que estas falsedades de gran trascendencia que afectan profundamente nuestras vidas fueron un subproducto natural y en gran parte inocente de la realidad entrópica de la vida.

Es una elección que cada uno de nosotros tendremos que hacer, cuyas respuestas tendrán consecuencias de gran alcance en el éxito o el fracaso de nuestros esfuerzos colectivos para recuperar los derechos y libertades que nos han sido arrebatados en los últimos dos años.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

2 Comentarios

  1. Es brillante la exposición, pero hay, sin menoscabo alguno de mi afirmación y confirmación, la evidencia que extraigo del texto para que su validez quede intacta
    «nos corresponde a cada uno decidir cómo queremos afrontar el problema de la gestión de la información por parte de las administraciones públicas a medida que avanzamos». Por lo que equivocado o no está la parte que nunca puede estar sujeta a la opinión de terceros.
    La propia independencia está anclada sobre la base intelectual de la persona; ser individual que debe erigir su concepto personal antes de la integración a otros colectivos, que también defiendo, o ataco. Depende. Así que por un lado ya vés, y por otro qué quieres que te diga…
    Cómo me gusta ser galego, macho.

  2. celebro leerle por aquí, amigo Thomas. era lo único interessante de vilaweb. supongo que ya no tengo que buscarle más en ese… periódico independiente (?)

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -

últimos artículos

Banco Popular: La Abogacía del Estado «reconoció» que el interés general de España corre paralelo al del Santander

A lo largo de los próximos días analizaremos un informe interno del Tribunal General de la Unión Europea (TGUE), al que ha tenido acceso...

El mago y sus 43

Estábamos en El Escorial, celebrándolo. ¿Celebrando qué? Esencialmente que exista alguien como él. Éramos 43. Los 43 del Mago. Los que habíamos escrito homenajeándolo...

El gran triunfo de Florentino: media España se ríe del Real Madrid

A pocos días de poder obtener la decimocuarta Champions de su historia, Florentino Pérez ha conseguido justo lo contrario de lo que siempre ha...

Moncloa autoriza al CNI a informar a la justicia sobre el espionaje a Sánchez y de dos de sus ministros

El Consejo de Ministros ha autorizado a los miembros del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) a compartir la información a los tribunales. Esta fue...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

José Antonio Zorrilla, embajador de España retirado, imparte una conferencia sobre la guerra en Ucrania: «Lo siento si os quito la inocencia»

José Antonio Zorrilla cuenta en su currículo con una larga experiencia en el ámbito de las relaciones internacionales. Ha sido diplomático y cónsul general...

El próximo 22 de mayo, las corporaciones tecnológicas y farmacéuticas, a través de la OMS, pretenden poder anular las soberanías nacionales

El pasado lunes día 9 de mayo (Día de Unión Europea y Día de la Victoria para Rusia) tuve el honor, como Presidente de...

Rusell Blaylock, neurocirujano sobre la pandemia de COVID-19 «¿Cuál es la verdad?»

En la revista internacional de neurología quirúrgica, SNI por sus siglas en inglés, se ha publicado recientemente un editorial firmado por Rusell Blaylock, neurocirujano...

BionTech reconoce ante la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU no poder demostrar suficiente eficacia y seguridad de la vacuna de Pfizer y...

El informe anual que la compañía BionTech ha presentado ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, fechado en el pasado 30...

Estados Unidos compra millones de dosis de vacunas para el «nuevo virus» de la viruela del mono

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos acaban de firmar un acuerdo por 119 millones de dólares que se destinarán a la compra de vacunas...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Banco Popular: La Abogacía del Estado «reconoció» que el interés general de España corre paralelo al del Santander

A lo largo de los próximos días analizaremos un informe interno del Tribunal General de la Unión Europea (TGUE), al que ha tenido acceso...

El mago y sus 43

Estábamos en El Escorial, celebrándolo. ¿Celebrando qué? Esencialmente que exista alguien como él. Éramos 43. Los 43 del Mago. Los que habíamos escrito homenajeándolo...

El gran triunfo de Florentino: media España se ríe del Real Madrid

A pocos días de poder obtener la decimocuarta Champions de su historia, Florentino Pérez ha conseguido justo lo contrario de lo que siempre ha...

Moncloa autoriza al CNI a informar a la justicia sobre el espionaje a Sánchez y de dos de sus ministros

El Consejo de Ministros ha autorizado a los miembros del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) a compartir la información a los tribunales. Esta fue...