La trágica vida y muerte de los dos pequeños asesinados por sus padres, enfermos mentales, el jueves en Godella pone de manifiesto el fracaso de los Servicios Sociales.

En febrero del 2016 ya existía una intervención de Servicios Sociales de Rocafort (el municipio donde estudiaba el mayor de los hermanitos) por un conflicto de convivencia vecinal a petición del Enjuiciado número 2 de Paterna. Este mismo año 2016 se archiva el expediente después de realizar seguimiento del caso y contrastar que la unidad abandona el municipio. El pequeño que ayer murió con tres años y medios, tendría alrededor de un año en esa primera actuación.

Los servicios sociales, ya este año, habían abierto un nuevo expediente debido a los problemas mentales de los progenitores y la desatención hacia los menores que podía conllevar a la retirada de la custodia. Sin embargo, al menos hasta el miércoles por la tarde, los pequeños seguían habitando bajo este techo inmundo que era la casa que sus padres habían decidido ocupar. Sin que ninguna autoridad lo haya impedido.

El mayor de los dos desafortunados hermanitos estaba escolarizado y es difícil de entender que la información facilitada por el Colegio a los Servicios Sociales no hubiera tenido respuesta a un protocolo de máxima emergencia. Pero lo cierto es que no lo tuvo.

El Ayuntamiento de la localidad donde estudiaba el mayor de los hermanos tiene constancia de que el año pasado la madre de los niños trabajó durante tres meses, mientras estaba embarazada, como auxiliar de limpieza, a través de la bolsa de trabajo municipal en el que están inscritas un centenar de personas y a las que se va llamando de manera rotativa para trabajar periodos de tres meses.

Además, la madre de los niños cumplió hace años en la biblioteca de Rocafort una pena de trabajos en beneficio de la comunidad, mientras que el padre estuvo trabajando en un restaurante de este municipio.

Mutis por el foro

El Ayuntamiento de Godella , donde ocurrieron los trágicos acontecimientos y donde la familia vivía en condiciones inhumanas, ha preferido colgar un comunicado en su web oficial, mientras el teléfono comunica continuamente en Prensa, donde se ha descolgado el teléfono para no atender a los medios de comunicación, según ha confirmado a nuestro medio un trabajador de dicho consistorio.

Lo cierto es que en más de una ocasión los Servicios Sociales de este Ayuntamiento valenciano tuvieron ocasión de entablar el expediente necesario para que los dos pequeños hubieran podido pasar a un centro de menores y retirar a los padres la custodia al no encontrarse en condiciones adecuadas para atenderlos.

Pero parece que los profesionales de esos Servicios Sociales no vieron la urgencia de un caso familiar que ha terminado en tragedia.

En ese comunicado el Ayuntamiento de Godella explica que:

“En fecha 11/03/2019, después de una telefoneada de la familia extensa a la Policía Local de Godella, dos patrullas de Godella y Rocafort se desplazan en el domicilio donde se comprueba que se trata de un conflicto relacional con miembros de la familia extensa. Tanto los progenitores como los menores se encuentran en buenas condiciones”.

En fecha 13/03/2019 lo *Teléfono del Menor contacta telefónicamente con Servicios Sociales de Godella para posar en conocimiento una información facilitada por la familia extensa. Desde Servicios Sociales se establece coordinación con el centro escolar San Sebastián de Rocafort donde asiste el hijo mayor, el Centro de Salud de Godella y la Policía Local de Godella, además de contactar telefónicamente con la familia extensa para ampliar la información y continuar con la intervención.

En fecha 14/03/2019 la Policía Local de Godella recibe una telefoneada de la Policía Local de Rocafort informante sobre un servicio de emergencia recibido a través del 112 que se está produciendo en la cercanía de la vivienda ocupada por la unidad familiar. Personada la Policía Local de Godella y Rocafort, coinciden con efectivos de la comandancia de la Guardia Civil de *Moncada, que directamente pasan a dirigir y coordinar a toda la fuerza actuando en la zona. La Policía Local de Godella se mantuvo en todo momento colaborando activamente con la Guardia Civil además de voluntariado de Protección Civil que a lo largo del día se sumó al dispositivo de investigación.

Consultados los registros del padrón municipal no existe constancia que los miembros de la unidad familiar hayan figurado empadronados en el municipio de Godella. Sin embargo, se encontraba en trámite una solicitud de empadronamiento presentada por registro de entrada.

Aportada esta información, el Ayuntamiento quiere trasladar el pésame a la familia y restar a su disposición. Por otro lado, también quiere comunicar que hasta el día 17 de marzo el Ayuntamiento de Godella manifestará su luto por la trágica desaparición y muerte de los dos menores.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorSecta
Artículo siguienteLas otras cloacas del Estado se activan contra los denunciantes de corrupción
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

  1. Cuantos servicios sociales , muchas veces no pueden actuar como deberían , por la puñetera burocracia, por las leyes y por las formas de actuar los ayuntamientos y las comunidades, impiden la actuación rápida de los servicios sociales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + seis =