El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado una proposición no de ley (PNL) para modificar el Estatuto Básico del Empleado Público, con dos objetivos: disminuir la temporalidad y regular el teletrabajo.

Con esta iniciativa, que se debatirá en la Comisión de Política Territorial y Función Pública, se pretende que el Congreso inste al Gobierno a “impulsar y abordar en la presente legislatura, los cambios necesarios en el Estatuto Básico del Empleado Público, aprobado por Real Decreto legislativo 5/2015, de 30 de octubre” en dos materias. La primera, “mejorar la regulación del personal interino, con vistas a eliminar el abuso en el uso de esta figura, evitar que pueda haber personas que estén durante años y décadas en situación de interinidad y contribuir a la reducción de la temporalidad y de la conflictividad, así como su estabilidad”.

En segundo lugar, se pretende “incluir en este texto legal la regulación del trabajo no presencial, tanto para continuar en la modernización de las administraciones como para mejorar la conciliación del desarrollo profesional con la vida personal y familiar”.

El portavoz socialista de Función Pública, el diputado segoviano José Luis Aceves, ha resaltado la importancia de esta PNL, y ha recordado la sentencia de marzo del Tribunal de Justicia de la UE que recriminó a España por el abuso de la temporalidad en el sector público.

El parlamentario ha destacado que este cambio legal planteado se hace sobre la base “de la búsqueda de acuerdos con los agentes sociales”, por lo que el GPS pedirá al resto de grupos que den su respaldo a esta iniciativa, “en la que llevamos trabajando varios meses”, de manera que se produzca el “más amplio consenso” para proponer estos cambios al Ejecutivo.

El diputado ha señalado que la puesta en marcha de estas medidas beneficiarán a los empleados públicos, “que han venido desarrollando un esfuerzo ímprobo durante estos meses de pandemia, mostrando un extraordinario grado de compromiso con el funcionamiento de nuestro país”.

Exposición de motivos

En la exposición de motivos de la PNL se recuerda que la pandemia “ha acelerado la modalidad del trabajo no presencial, por lo que se requiere su regulación en la administración para que sirva como  una mejora para la conciliación del desarrollo profesional con la vida personal y familiar, respetando los principios de igualdad de trato entre hombres y mujeres y la corresponsabilidad; y posibilite la regulación de la desconexión en esta modalidad de teletrabajo”.

En lo referente a la temporalidad, se incide en que “la estabilización del personal es también necesaria cuando observamos que de los 2,6 millones de empleados públicos en nuestro país, un 7,14 % de la Administración General del Estado, un 36,19 % de los pertenecientes a la Administración de las comunidades autónomas, un 28 % de los que prestan su servicio en las corporaciones locales y un 44 % de los trabajadores públicos en las Universidades son temporales”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre