Tras conocerse la decisión de la formación de ultra derecha, Vox, de mantener a los 52 diputados en cuarentena, una vez el dirigente Ortega Smith diera positivo en el test de coronavirus, anuncian que otro representante del mismo partido en el Congreso también está contagiado, se trata de Carlos Zambrano, diputado por Cádiz, que empezó a sentirse mal la semana pasada y no acudió a la asamblea que Vox celebró el sábado en la plaza de Vistalegre ni al mitin que, con asistencia de 9.000 personas, tuvo lugar al día siguiente.

Además de los diputados de Vox en el Congreso, también se han puesto en cuarentena el grupo de la formación política en el Ayuntamiento de Madrid, donde Ortega Smith es concejal; o en el Parlamento andaluz.

Por su parte, la exministra y expresidenta del Congreso del Partido Popular, Ana Pastor, ha revelado en su cuenta de twitter que también ha dado positivo y que se encuentra en casa en perfecto estado y sin síntomas.

El PP ha enviado a todos sus trabajadores una circular por la que instaura el “teletrabajo voluntario” durante los próximos 15 días. Además, la dirección nacional del partido analiza actualmente los pasos a dar, por la intensa actividad pública que ha tenido Pastor.

También la dirección del PSOE, junto al Comité de Empresa y el Comité de Seguridad y Salud de la sede federal socialista, han acordado en el día de ayer un “Plan de actuación en relación al Covid-19”, con una serie de consejos y medidas excepcionales encaminadas a “evitar los contagios” en el “entorno laboral de la sede de Ferraz”.

Dicho plan “pretende, como tarea de todos/as, atender a la protección de la salud de los/as trabajadores/as y de las personas que nos rodean, además de prevenir y tratar de minimizar la evolución de la epidemia, manteniendo, no obstante, nuestra actividad durante este periodo excepcional”.

Además de recordar las medidas de higiene y seguridad que ya han trasladado las autoridades a toda la población, el escrito recoge que se reforzará la limpieza y desinfección de los lugares y equipos de trabajo, o se evitará la concentración de trabajadores, entre otras medidas.

Además de recomendar los medios telemáticos para la realización de reuniones y la reducción al mínimo de los viajes de trabajo, el acuerdo contempla, “con un carácter excepcional, temporal y sin merma de derechos retributivos”, la posibilidad de “realizar teletrabajo”, medidas de flexibilidad horaria y el establecimiento de “una mínima actividad presencial para cubrir el servicio” de cada departamento.

Para la adopción de medidas de teletrabajo o flexibilidad horaria se priorizarán a aquellos trabajadores en situación de riesgo por su estado de salud, aquellos que tengan que atender el cuidado de hijos o personas dependientes, y cuando exista grave riesgo de contagio por convivencia con terceros en situación vulnerable.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre