Spiriman es su nombre de activista. Se llama Jesús Candel y es médico en Granada.

Muy conocido por sus mensajes a través de las redes sociales, sobre todo en defensa de la sanidad pública, acaba de lanzar un mensaje contundente para la población más joven.

Su lenguaje es coloquial, no te va a dejar indiferente. Pero no puede ser más claro, y sobre todo, más responsable e importante: que la gente joven no colapse los servicios sanitarios para que le hagan pruebas por el coronavirus.

Hay quien piensa que teniendo algún síntoma es necesario hacerse la prueba para saber si está infectado por el virus, cuando en realidad lo que se aconseja es que SI NO SE ES POBLACIÓN DE RIESGO, no se debe acudir al hospital para no colapsarlo. Por eso mismo se ha dado la recomendación a toda la población de quedarse en casa.

Si los hospitales se saturan por personas que acuden para que se les hagan pruebas, no tendrán posibilidad de atender adecuadamente a quienes tengan problemas de salud, o sean población de riesgo.

Tal y como dice el médico Candel, o Spiriman, este virus se combate con solidaridad: entendiendo que si cada uno de nosotros asumimos la responsabilidad que nos toca, evitaremos contagiar a personas que pueden llegar a perder la vida por ello.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre