El Consejo de Ministros aprobará hoy que el COVID-19 sea considerado como enfermedad profesional entre los sanitarios que se hayan contagiado por su trabajo por la salud de la población.

Se trata de una reivindicación de los colectivos sanitarios desde la primera ola de pandemia y ante el elevado número de contagios que sufrieron los profesionales de la salud.

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) valora esta decisión «ya que se trata de una reivindicación por su parte desde el inicio de la pandemia, al argumentar que “no era suficiente la consideración como accidente de trabajo”.

La situación de desprotección en la que quedaban los profesionales sanitarios fue llevada, además, a instituciones como el Defensor del Pueblo y trasladadas a la Dirección General de Ordenación Profesional, que mostró su consonancia con la petición médica asegurando que lo trasladaría al Ministerio de Trabajo, competente para articular el cambio normativo, recuerdan desde CESM.

Esta reclamación motivó incluso una huelga nacional de médicos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre