El Consejo de Ministros ha anunciado la aprobación del techo de gasto y un cuadro macroeconómico sobre el cual se construirán los Presupuestos Generales del Estado para 2021. La vicepresidenta tercera para Asuntos Económicos, Nadia Calviño apuesta por un crecimiento optimista para el próximo año, a pesar de reconocer la incertidumbre que supone el coronavirus.

Nadia Calviño ha estimado que este año la economía española sufrirá una caída cercana al 11%, estimando que “el crecimiento del PIB podría llegar a estar alrededor del 9,8% en 2021. Es evidente que este escenario está sujeto a una elevada incertidumbre y se ve afectado por un conjunto de riesgos. Es fundamental poner en marcha las inversiones cuanto antes”.

El nuevo límite de gasto no financiero se incrementará gracias a las ayudas europeas procedentes del fondo de reconstrucción para afrontar la crisis del coronavirus. España recibirá 20.000 millones el próximo año en dichas partidas comunitarias.

La vicepresidenta tercera, ha señalado que “se produce una peor previsión debido al peor comportamiento del segundo trimestre, periodo de hibernación de la economía española. El efecto negativo se nota especialmente en el consumo privado”. La caída ronda el 11,2% en 2020. En cuanto a la deuda, se revisa al alza. «No supone la emisión de deuda adicional sobre lo previsto. Vamos a analizar la posibilidad de reducir la emisión de deuda para 2020». En cuanto a 2021, se prevé un crecimiento del 7,2% impulsado por el consumo privado. «Se trata de un escenario inercial”.

Calvino ha señalado que “es fundamental tomar el pulso diario de la situación económica. Todos los indicadores señalan que se mantiene la recuperación de la economía española. Salud y economía van de la mano. Como resultado de las medidas de contención, la producción cayó más de lo que se preveía en primavera, pero el tercer trimestre se ha comportado mejor del esperado, con un crecimiento del PIB alrededor del 13%”.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero: “El Consejo da un paso importante en la aprobación del techo de gasto, que crece para cumplir con la misión de contribuir al crecimiento económico y combatir la desigualdad. Este año nos encontramos ante un presupuesto inédito para hacer una España más ecologista y más justa y canalizar los recursos procedentes de la UE”.

María Jesús Montero ha querido resaltar que “esto no significa que este Gobierno renuncie al principio de estabilidad presupuestaria. Aunque no existan objetivos de estabilidad, sí hemos fijado una tasa de déficit de referencia. En 2020 será del 11,3%, un dato que ha variado respecto a la comunicada a Bruselas. Esta revisión pone de manifiesto la necesidad de manejar con cautela los datos”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre