«Cuando se producen divisiones entre diferentes grupos étnicos, culturales, lingüísticos o religiosos, la democracia se debilita. El retroceso de los derechos de las minorías es un motivo de preocupación real, ya que puede amenazar la naturaleza inclusiva de las sociedades europeas». Así se ha expresado el Consejo de Europa en la nota pública tras la celebración de la reunión del Comité Asesor del Convenio Marco para la Protección de las Minorías Nacionales y la publicación de su informe bienal.

Durante los dos últimos años, el Comité Asesor ha observado un aumento de los movimientos y partidos políticos nacionalistas, populistas y xenófobos, señala el comunicado. «Si bien muchas personas pertenecientes a minorías nacionales aúno no pueden participar plenamente en la vida cultural, económica y pública de sus sociedades, el discurso populista xenófobo en nombre de la «mayoría» busca limitar aún más su espacio. Los representantes políticos de los partidos de extrema derecha y de la corriente principal a menudo participan activamente, o no condenan, las declaraciones intolerantes o incluso los discursos de odio dirigidos a las minorías nacionales. La aceptación de ese discurso disuade a las personas pertenecientes a minorías a buscar un papel activo en el debate público y participar efectivamente en los asuntos públicos y en la toma de decisiones en las áreas que les afectan», subraya el comité.

Se subraya el hecho de que las minorías nacionales no puedan participar plenamente en la toma de decisiones, sobre todo en asuntos que les conciernen de manera directa. En otros casos, los esquemas de participación son ineficaces, por ejemplo en el caso de integración de los gitanos. «Para que las comunidades más vulnerables puedan participar de manera efectiva en los procesos democráticos, los Estados deben enfrentar obstáculos básicos como la pobreza, el analfabetismo, o los bajos niveles de educación, la falta de documentos de identificación, la exclusión social y la segregación espacial».

La islamofobia, el antisemitismo y el antigitanismo se están extendiendo cada vez más en las sociedades europeas. El organismo del Consejo de Europa recomienda que la apreciación de la diversidad, las múltiples perspectivas de la historia y el conocimiento sobre las minorías nacionales se incluyan en los planes de estudio, los libros de texto y la formación del profesorado.

El Comité Asesor ha estado preocupado por situaciones en las que se restringieron los derechos humanos básicos de la libertad de reunión y asociación de personas pertenecientes a minorías nacionales.

Informe relativo a España

En el primer punto se indica que España solamente aplica el convenio para abordar la situación de la población gitana, sin atender a otras minorías nacionales que están reclamando que se les aplique también: «España sigue aplicando las disposiciones del Convenio
Marco exclusivamente a los ciudadanos españoles de la comunidad gitana. Tanto el conocimiento como la comprensión del Convenio Marco continúan siendo limitados en España. Se han realizado pocos esfuerzos para promoverlo o para entablar un diálogo con otros grupos que tal vez deseen beneficiarse de sus disposiciones, o que ya hayan expresado interés en beneficiarse de ellas»

Respecto al trato a los gitanos, se señala que » La impresión general sigue siendo que el sistema de protección que se ha establecido se apoya en políticas para combatir la pobreza y la exclusión social, mientras que la elaboración de políticas de empoderamiento ha pasado a
segundo plano.»

Además, hace unos días, se publicó también el informe específico para España sobre la recomendación del Comité de Ministros a los Estados Miembros sobre la aplicación de la Carta europea de las lenguas regionales o minoritarias, que puede leerse pulsando aquí.

En dicha recomendación, se establece para España:

1. modificar la Ley Orgánica del Poder Judicial para asegurar el uso de las lenguas cooficiales en los procesos judiciales a solicitud de una de las partes;

2. mejorar el uso de las lenguas cooficiales en la administración del Estado en las Comunidades Autónomas;

3. eliminar las limitaciones de la enseñanza en gallego en Galicia y valenciano / catalán en Valencia;

4. incluir los nombres de las lenguas de la Parte II en los Estatutos de Autonomía de las Comunidades Autónomas en las que se hablen estas lenguas en aquellos casos en que aún no estén incluidas;

5. aclarar la situación del árabe / darija en Ceuta, el caló como lengua no territorial de España, el estremeñu en Extremadura y el portugués en Castilla y León.

El Comité lamenta que queden fuera catalanes, gallegos y vascos

El comité sobre Minorías Nacionales del Consejo de Europa ha lamentado la aplicación «restrictiva del Convenio de minorías nacionales en España, que deja fuera a catalanes, vascos y gallegos. Solamente la comunidad gitana está cubierta por el convenio».

Así se ha expresado la presidenta en funciones del Comité, Marie Hagsgard, según ha recodigo ElNacional.cat. La presidenta ha destacado las buenas prácticas que se vienen realizando en Cataluña respecto a la comunidad gitana como por ejemplo estudiar en la escuela pública la historia del pueblo gitano.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre