La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados ha dado luz verde a una proposición no de ley del Grupo Parlamentario Socialista (GPS) en la que se insta a una renovación «urgente» de los órganos constitucionales y de supervisión que están pendientes por el bloqueo del PP. La PNL ha sido aprobada por mayoría, con el voto en contra de un PP que se ha alineado en la votación con la ultraderecha de Vox y los independentistas catalanes.

Esta iniciativa ha sido defendida por Odón Elorza, portavoz del Grupo Parlamentario Socialista (GPS) en esta Comisión, que ha denunciado que, con su actitud de bloqueo, los representantes del PP se han convertido en “alumnos aventajados de Donald Trump”.

En esta PNL aprobada hoy, que se había presentado en abril, se rechaza esta “maniobra antidemocrática” del PP y se insta al Congreso a manifestar “la urgente necesidad de que se proceda al nombramiento de los puestos vacantes o pendientes de renovación en los órganos constitucionales u organismos supervisores, proceso en el que tienen una participación decisiva las Cortes Generales, siguiendo los cauces constitucionales y legales establecidos y haciendo el máximo esfuerzo para lograr un amplio consenso de mayorías reforzadas entre los grupos parlamentarios que permitan también que los grupos minoritarios puedan participar y puedan tener voz en estas decisiones importantes”.

Para Elorza, el PP está practicando un “juego sucio” contra la Carta Magna que ataca además el sistema democrático, en un momento de “emergencias” para España, al impedir la renovación del Tribunal Constitucional, del CGPJ, del Consejo de RTVE y para cubrir las vacantes en el Tribunal de Cuentas, Defensor del Pueblo y Presidencia del Consejo de Transparencia. “Es un ataque a alementos claves del Estado de Derecho, a la Constitución y a las leyes respectivas”, ha abundado el diputado.

Elorza considera que el presidente del PP, Pablo Casado, “juega sucio porque no se resigna a perder el control partidista del poder judicial, porque busca jueces y fiscales digamos patrióticos, que sirvan a intereses inconfesables, a intereses corruptos”. La formación conservadora, ha agregado, actúa de esta manera para evitar “que la democracia funcione” y no quedarse sin el control de “organismos fundamentales”, una actitud que representa un ataque “contra la separación de poderes”.

“La dirección del PP alienta una crisis del Estado de Derecho con un sofisticado y nuevo tipo de golpismo paralizante, propio de la escuela de Trump, que es curioso que también juega sucio para nombrar la última vacante de la juez Ginsburg en la Corte Suprema norteamericana”, ha denunciado Elorza, quien ha hecho referencia al momento complicado que atraviesa el partido de Pablo Casado en los tribunales, con los sumarios pendientes que les afectan y los casos de corrupción que les amenazan, como el caso Kitchen de espionaje policial.

Este bloqueo supone “un ataque a la democracia, al Parlamento y a la legitimidad de un gobierno de izquierdas”, ha reiterado el parlamentario.

CONFERENCIA DE PRESIDENTAS Y PRESIDENTES

Por su parte, Josefa Andrés, portavoz socialista en la Comisión de Política Territorial, ha defendido en este órgano una proposición no de ley por la cual el Congreso insta al Gobierno a impulsar la institucionalización de la Conferencia de Presidentas y Presidentes Autonómicos, dotándola de los instrumentos necesarios, como soporte organizativo y cultura de participación que le dé fortaleza de manera permanente.

Para la portavoz, la recuperación de esta Conferencia ha sido “uno de los poquísimos aspectos positivos que ha tenido la crisis del Covid-19”, un órgano que “esperamos que, en adelante, forme parte de lo que venimos llamando la nueva normalidad. Porque debe de ser normal, y no excepcional, que el presidente del Gobierno y los presidentes autonómicos se reúnan de manera habitual para coordinarse y llevar a cabo la gobernanza”.

Andrés ha recordado que este órgano se creó en 2004, bajo la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero, “y desde entonces solo se había reunido en seis ocasiones”. Sin embargo, bajo la presidencia de Pedro Sánchez se ha convocado catorce veces en tres meses debido a la situación de emergencia sanitaria. La parlamentaria considera llegado el momento de “reforzar todo lo que se ha avanzado en esta línea, que es la coordinación”.

La parlamentaria ha subrayado el compromiso del Gobierno de Pedro Sánchez de “dialogar y llegar a acuerdos con las autonomías”, y de ahí la presentación también de esta PNL, que pretende “dotar a la Conferencia de un soporte organizativo  y reforzando la cultura de participación permanente de todos sus miembros”. Entre las propuestas del GPS se contiene la creación de una Secretaría Permanente para este órgano.

Nuestra propuesta tiene por objetivo final reforzar la cultura de participación y conseguir la implicación de todos sus miembros en las cuestiones que nos afectan a todos y a todas en la cogobernaza y en las alianzas de Estado”, ha manifestado la portavoz, que ha rechazado la enmienda presentada por el PP contra el diálogo bilateral entre el Gobierno central y el autonómico.

La PNL ha sido aprobada por mayoría, con el voto en contra de un PP que se ha alineado en la votación con la ultraderecha de Vox y los independentistas catalanes.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre