La Mesa del Congreso decide mañana si investigar las “mordidas” del Rey Emérito en el marco de los contratos firmados con el régimen saudí.

Hasta ahora los votos en contra de PSOE, PP, y Vox habían impedido que Juan Carlos I tuviera que declarar ante el Parlamento.

Pero lo cierto es que la llegada a la Mesa de la Cámara de dos peticiones para abrir una investigación que afecta a las finanzas de Juan Carlos I abre una nueva opción.

Lo cierto es que Socialistas y los de Unidas Podemos acordaron antes de la investidura que los asuntos relacionados con la monarquía quedarían fuera del acuerdo de coalición. Ahora, será el PSOE quién tendrá la última palabra para obligar por primera vez en la historia que un monarca español rinda cuentas ante el Congreso.

Propuestas

La primera propuesta, registrada por ERC, EH Bildu, Junts per Catalunya, PNV, Más País, CUP, BNG y Compromís, tiene como objeto investigar “la trama vinculada a las presuntas ilegalidades cometidos por miembros de la Casa Real y las influencias políticas, diplomáticas y comerciales con Arabia Saudí”.

La segunda, impulsada por Unidas Podemos (y a la que también se han sumado estos grupos) propone la creación de una investigación en el Congreso sobre “las relaciones diplomáticas y comerciales entre España y Arabia Saudí, su vínculo con instituciones y empresas españolas y sus efectos sobre el erario público”.

Ambas propuestas parlamentarias buscan conocer si hubo mordidas para el Rey Emérito de 6.300 millones de euros del AVE a la Meca.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre