Las reales ordenanzas del Ejército, sus propias reglas del juego que nada tienen que ver con la vida normal, explican por qué los altos mandos del Ejército han recibido la vacuna antiCovid antes que los propios sanitarios de las Fuerzas Armadas. Los altos cargos tienen privilegios. Algo que se asume y apenas se discute, porque quien lo haga será expulsado.

Las mujeres que han sufrido acoso en el Ejército, cuyos muchos de los casos ha denunciado Diario16, saben bien de qué se trata.

El Real Decreto 96/2009, del 6 de febrero de 2009 publicado en el BOE, por el que se aprueban las Reales Ordenanzas para las Fuerzas Armadas rige una forma de ser un vivir del Ejército, donde todavía quedan muchas de las costumbres previas a la Constitución del 78.

Es probable que esta medida de privilegio con las vacunas con los altos mandos, no incumpla el código militar. Ahora ahora, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha preferido mantenerse a una distancia prudencia de estos abusos del Ejército que son públicos y notorios. Así, una vez que se ha denunciado en los medios de comunicación, se interesa ahora por conocer qué ha pasado con la vacunación antiCovid en las Fuerzas Armadas: Margarita Robles, ha pedido un informe al Jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), el general Miguel Ángel Villarroya, tras conocer que ha recibido la primera dosis de la vacuna contra el covid-19 junto a otros altos cargos militares del Estado Mayor de la Defensa.

El protocolo que ahora desconoce la ministra

El pasado 27 de Diciembre, La Asociación militar Red45+, ya registró una solicitud dirigida a la ministra de defensa pidiéndole copia literal del protocolo de vacunación para las fuerzas armadas y qué medidas se tomarían ante el proceso en la lucha contra la covid-19.

Ante esta pregunta de Red45+, la asociación recibió una escueta respuesta donde desde Defensa se responde que el Ejército ya cuenta con un protocolo de vacunación. Protocolo por el que, una vez que la noticia salta a los medios, la ministra asegura que desconoce y que ha exigido conocer.

Por parte de la subsecretaría de defensa no ha remitido dicha información a la asociación ni tampoco copia del protocolo solicitado.

Ahora que la opinión pública se indigna por esta situación en la que algunos políticos, directivos de hospitales y los altos mandos del Ejército se ponen la vacuna antes que los grupos de riesgo previstos en el Plan Oficial de Vacunación, es probable que al fin la ministra de Defensa dé las explicaciones que le negó a la Asociación Red45+.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Bah, mili-tronchos de culo gordo.

    Estos nada más sirven para lucir fajín y sable en los grandes acontecimientos y tener amplios despachos cómodos y coches del Estado que pagamos los ciudadanos de a pie.

    Lucir medallas y pasadores, en los medios de televisión, ganadas en las trincheras y no en la disciplina de las Academias.

    Que pintan nuestros Militares en el extranjero.

    Hay mas altos mandos que Jefes en las tres armas.

    Que sabrá esta ministra, lo que es el Ejército y el espíritu militar. -no tiene ni presencia como mujer, ni clase, ni sabe saludar militarmente-.

    Por cierto donde esta la Directora General de la Guardia Civil -la escondida-

    Jajajajajaja, militares de cartón.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre