A pocos kilómetros de Guardamar ciudad veraniega junto a hermosas playas, se encuentra un pueblo pequeño de la Provincia de Alicante llamado San Fulgencio, su demarcación se ubica en la llamada Vega Baja del Segura, en la que se encuentran otros municipios igualmente pequeños como Rojales, Formentera, Benijofar, Ciudad Quesada, Dolores,etc.

 

Todos ellos fuertemente afectados con las últimas inundaciones y con otras históricas tiempos atrás. Parece ser que una de las causas fundamentales es el nivel del mar y el nivel de la mayoría de estos pueblos, que es inferior al mismo. Como siempre ocurre, los pueblos situados al sur de donde sea, siempre son los paganos, es cuando más tarde y menos dinero llega de las administraciones, por lo que las infraestructuras públicas son muy deficientes, entre ellas las correspondientes a la situación del Río Segura en su desembocadura, poco preparado para una salida de las aguas al mar, en caso de grandes lluvias por sus limos, baja profundidad y porquería en su recorrido final.

Este fenómeno ocurre aproximadamente cada 10/15 años y siguen sin tomarse las medidas necesarias para evitar daños y destrozos. También las aguas provenientes del trasvase Tajo Segura, son como un péndulo que constantemente está condicionado de acuerdos y negociaciones con las comunidades situadas aguas arriba. La agricultura es muy dependiente de ello. Las tierras de San Fulgencio provienen de una desecación de tierras pantanosas e insalubres (siglo XIX), para ser transformadas en suelo fértil y apto para labores agrícolas.

San Fulgencio, es una población de interior a 5 km de Guardamar y de la costa y a 16 km al sur de la ciudad de Elche, a 26 km de Alicante, tiene aproximadamente unos 1.800 habitantes que sumados a los que viven en La Marina Alta -dependiente de San Fulgencio-, a pocos kilómetros de distancia, suman un total de 8.000 (censo del 2.018) habitantes.

Cifra que va descendiendo desde sus 12.000 habitantes hace escasos 9 años, fundamentalmente por el envejecimiento, emigración a otras provincias y al extranjero debido a la pasada crisis mundial y últimamente al pánico del Brexit como manifiestan muchos residentes ingleses que van abandonando la localidad, en cualquier caso actualmente el 76% son extranjeros, más de la mitad de sus habitantes son de origen inglés, este es el idioma predominante.

Proporcionalmente es el pueblo con más extranjeros de toda la comunidad autónoma valenciana, situado en la provincia de Alicante, un total de 54 nacionalidades residen allí. Dispone de dos concejales ingleses correspondientes al PSOE. Muchos de ellos son pensionistas con recursos limitados. Tienen prensa propia, emisora, y bastantes están establecidos profesionalmente regentando pequeños negocios. Viven felices, con buen sol, en general buenas comodidades y sanidad gratuita que financia el Estado Español con el requisito de estar empadronado.

El número de ingleses que viven en la Comunidad Valenciana es de aproximadamente cien mil. Casi todos están empadronados y se benefician de la Seguridad Social y de los medicamentos que compran en farmacias españolas. La cerveza, el tabaco, la sanidad y la vivienda son más baratas que en Inglaterra.

En San Fulgencio se ha tomado un acuerdo por el ayuntamiento de la localidad, decisión única en España. Los extranjeros -fundamentalmente ingleses- que lo deseen pueden facilitar sus nombres a la policía local, su teléfono y dirección. En caso de que se ausenten durante un periodo máximo de tres meses y de forma gratuita, el ayuntamiento les ha facilitado a través de patrullas especializadas de la policía local, la vigilancia diaria de sus domicilios. En caso de hurtos serían avisados inmediatamente a su teléfono o bien a otras personas delegadas para establecer todos los tramites y papeleo, como la denuncia. Esto ha sido muy bien acogido por todos ellos que disponen así de otra ventaja para residir en España largas temporadas, demostrando el buen quehacer tanto del propio ayuntamiento y de su Alcalde José Sampere, de los concejales ingleses y de los propios agentes de policía local.

Preguntados por las consecuencias del Brexit, opinan que es un disparate y una medida de locos, tendrán graves quebrantos económicos y afirman que solo piensan en la visión xenófoba y arrogante de sus gobernantes en Inglaterra. Muchos de ellos opinan que ha habido manipulación en las consultas públicas y sobre todo falta de claridad con las repercusiones que se originarán. Algunos ya han preparado las maletas para volver a sus hogares y muchas familias se han roto, al estar casados sus hijos en España, con ciudadanos españoles.

Como dato, diré que hay aproximadamente 400.000 ciudadanos ingleses residiendo en España. Las repercusiones inmediatas del Brexit para ellos – afirman- será la pérdida de subsidios, y congelación de sus pensiones, por el quebranto nacional, perderán exportaciones y el acceso a mercados extranjeros. Todo esto -opinan- por prepotencia, un nacionalismo mal entendido, supremacista y de un corte muy conservador. También la mala política emprendida por xenofobias absurdas.

La ERT (European Round Table) donde están las grandes empresas europeas, 50 de ellas facturan dos billones de euros anuales e invierten en Investigación y Desarrollo 55 millones. Emplean a más de 6,9 millones de trabajadores europeos. Europa es poderosa, lo será algo menos ahora, pero los ingleses ganan nacionalismo rancio y pierden mucho poder, salvo que el matrimonio con el presidente Trump les garantice contrapartidas sustanciosas. Eso será volver radicalmente la cara a Europa.

Muchos residentes en España no se explican las políticas emprendidas desde Londres. Reconocen que es un castigo y una vergüenza para los miles de soldados ingleses que lucharon en la segunda guerra mundial defendiendo la democracia frente a la barbarie y aupando con sus vidas la construcción de una Europa sólida en el mundo. Muchos de ellos murieron por una Europa democrática y unida. El Brexit representa una política de división en Europa, mala para todos los ciudadanos ingleses y para la propia Europa, que cada vez más se encuentran con bloques dominantes como USA y China. Un Reino Unido será menos eficaz en la solución de conflictos estratégicos, el ciudadano ingles seguirá entonando el “Dios Salve a la Reina” de un antiguo imperio más empobrecido por la ceguera de sus políticos que miran con simpatía seguros acuerdos con Trump, presidente USA, su factura será tremenda.

La salida de algunos países de influencia inglesa como Irlanda, Escocia o Gales deberá ser consultada por toda la ciudadanía inglesa. Ahora los ingleses pertenecientes a una comunidad europea con acuerdos firmes toman las de Villadiego a través de una decisión unilateral sin contar para nada con otros ciudadanos de la comunidad europea. Es lo que se llama anticooperación, o más bien soberbia y reminiscencias del imperio colonial.

Algunos pretenden vender PATRIA para sus propios beneficios, veremos a cambio de qué…..

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anterior¿Qué canal de distribución es el ideal para tu negocio?
Artículo siguienteLa sentencia del Tribunal Europeo sobre devoluciones en caliente da oxígeno al populismo xenófobo
Félix Lareki Garmendia es donostiarra afincado en Bizkaia. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Bilbao. Su carrera profesional fundamentalmente la ha desarrollado en Xerox España S.A.U. Posee una profunda experiencia en recursos humanos, formación y dirección de grupos de trabajo. Ha impartido múltiples seminarios orientados al desarrollo de habilidades relacionadas con la gestión y el conocimiento de personas así como de la comunicación. Ex profesor de la Escuela Superior Universitaria de Marketing en la Cámara de Comercio de Bilbao, del Master de Marketing y de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad del País Vasco UPV - EHU. Durante 8 años ha estado en política en el País Vasco. Miembro de federaciones deportivas y activo deportista, presidente de asociaciones cívicas, Vice presidente de la Asociación Internacional Aulamar para personas discapacitadas para el disfrute por las mismas de la navegación a vela, a través de una goleta bergantín adaptada específicamente para ellas. Tiene publicados varios libros con ESIC Editorial. Su lema es “pasión por el arte y las personas”, lector empedernido, escritor y analista social. Desde hace dos años colabora con Diario16 como articulista habitual, sobre temas sociales, políticos y de opinión.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre