Según el barómetro del CIS, la izquierda conseguirá un victoria holgada  con el 47% sobre la alianza de la derecha y la extrema derecha que apenas llegaría hasta el 37,9%. Por el contrario, el PSOE coge carrerilla y ganaría las elecciones generales, si se celebraran este fin de semana, y se convertiría en la primera fuerza política con un 33,3% de los votos (3,4 puntos más que en enero), y casi el doble que el PP, que sube del cuarto al segundo puesto con el 16,7% , seguido de Ciudadanos con el 15,3%. Podemos y sus confluencias obtendrían el 14,5% de los apoyos, mientras que Vox tendría el 5,9% de los sufragios -seis décimas menos que en enero-.

 

La encuesta del CIS se realizó entre el 1 y el 10 de febrero y es la primera tras el anuncio del adelanto de las elecciones generales al 28 de abril que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el pasado día 15. Según el “voto directo en la encuesta (sobre el voto emitido)”.

El Partido Animalista contra el Maltrato Animal (PACMA), que en dos meses ha doblado su intención de voto, del 1,2 de diciembre al 2,5% de febrero, convirtiéndose en séptima fuerza política en España, por delante de la antigua Convergència y de los nacionalistas vascos.

Los partidos nacionalistas pierden intención de voto. En Cataluña, ERC obtendría el 3,3% (-1,4 puntos), aunque aún a destacada distancia del PDeCAT (0,7% de los votos, perdiendo tres décimas).

En el País Vasco, un leve descenso del PNV hace que Bildu, con un 1% de los votos, efectúe un ‘sorpasso’ estadístico, ya que los nacionalistas vascos se dejan cuatro décimas y se quedarían con un 0,9% -hay que  hablar de empate técnico-.

Por último, Coalición Canaria no varía y recibe el 0,2% de intención de voto directa.

Si lo observamos por bloque, la izquierda obtendría mayoría con el 47,8% de los votos y la derecha sólo sumaría el 37,9% de los sufragios.

El CIS también ha preguntado a quién prefieren los españoles como presidente del Gobierno: En la cabeza a Pedro Sánchez con un 26,5%, seguido de Albert Rivera con un 12,6%, Pablo Casado con un 11,5%, Pablo Iglesias con un 7,5% y Santiago Abascal con un 1,5%.

Si lo observamos por bloque, la izquierda obtendría mayoría con el 47,8% de los votos y la derecha sólo sumaría el 37,9% de los sufragios.

Rechazo en bloque de los partidos de la oposición a los barómetros del CIS, organismo público dependiente del Ministerio de la Presidencia, señalando directamente a su presidente, José Félix Tezanos, con el PSOE, al que acusan de fabricar las encuestas a la medida de los intereses de Pedro Sánchez.

Pablo Casado ha criticado el barómetro sin esperar a que saliera: “Será lo que quiera Ferraz y la dirección de campaña de Pedro Sánchez”. La portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, dijo “que esperaba 100% de voto para Pedro Sánchez” y le exigió “que deje de manosear el CIS”.

El número dos de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha purgado a Tezanos por “salir en ayuda de Sánchez a dos meses de las generales, para devolverle el sueldo que le está pagando en forma de encuesta favorable”.  Para Ciudadanos los resultados de este barómetro son “otro intento de tomar el pelo a los españoles con su propio dinero”.

Y la portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha criticado que “las encuestas cada vez se parecen más a los horóscopos”, y ha asegurado que “en las generales del 28 de abril salen a ganar”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre