Foto: Captura Google Maps

La organización ultraconservadora Comunión Tradicionalista Carlista ha organizado una nueva edición del Foro Alfonso Carlos I, que en esta ocasión tendrá como tema principal el análisis del fenómeno feminista. Esta organización afirma, entre otras cosas, que el Estado debería «reverenciar públicamente a Dios como Supremo Señor y Legislador y profesar la Religión Católica» y no es favorable a la lucha de las mujeres por la igualdad real ni al feminismo.

El evento se celebrará en el Centro de Castilla-La Mancha en Madrid, tal y como ha publicado el diario digital Público. El revuelo generado por que en este lugar se celebre este foro de la ultraderecha que potenciará la visión patriarcal que defienden los grupos de extrema derecha, encabezados por Vox, y su lucha contra los movimientos feministas activó las alarmas del Gobierno de Emiliano García-Page. La propia consejera de Igualdad de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, envió una carta a la presidenta del Centro, Olga Alberca, pidiéndole que revocara el alquiler del Foro porque, aunque los centros regionales son independientes del gobierno castellanomanchego, «el nombre de nuestra región le pertenece a toda la ciudadanía». Blanca Fernández afirmaba en su misiva que el modo en que «se han presentado estas jornadas, sus ponencias y el cartel de presentación tienen la clara intencionalidad de demonizar al feminismo como una ideología que pretende someter a los hombres, y no hay nada más alejado de la realidad».

La consejera, además, incluía una oferta para que el Centro no perdiera el ingreso del alquiler: realizar la presentación de la campaña orientada a la prevención de las violaciones y los abusos sexuales «Sin un Sí, ¡Es NO!».

Sin embargo, Alberca, en declaraciones a Público, ha afirmado lo siguiente: «¿Cómo lo vamos a suspender ahora, cuando ya está todo preparado? Le voy a decir a la consejera que lo siento mucho, pero las casas (regionales) somos independientes y cada una puede hacer lo que quiera. Ella no nos puede decir que hagamos esto o lo otro. Tenemos poco dinero y estamos fatal, así que sacamos de donde podemos. Si alguien necesita el salón, se lo alquilamos». El alquiler que han pagado los ultras asciende a 450 euros.

En consecuencia, la Casa de Castilla-La Mancha de Madrid está anteponiendo el dinero a la dignidad de defender los derechos de las mujeres y de posicionarse en la lucha por la igualdad real. Permitir un acto así supone un insulto a las más de 1.000 mujeres asesinadas por la violencia machista desde el año 2.004, a los cientos de miles de mujeres que sufren el maltrato físico y psicológico por parte de quienes son defendidos en eventos como el que se va a celebrar.

Los contenidos del Foro de la ultraderecha

En este evento antifeminista se hablará del feminismo como del heredero del marxismo cultural, de la feminización de la sociedad como elemento fundamental para la muerte de la autoridad paterna, del feminismo en clave revolucionaria o de los hombres maltratados por la violencia de género.

En él participarán, entre otros, supuestos expertos en terapias inclusivas y la diputada autonómica de Vox en Madrid, Alicia Rubio, quien sustituye al juez Serrano, líder del partido de Santiago Abascal en Andalucía, uno de los más enconados enemigos del feminismo y de la lucha de las mujeres.

El propio cartel del Foro ya revela el perfil del acto que se desarrollará sin problemas porque se han antepuesto 450 euros de alquiler a la dignidad de ponerse del lado de la lucha por la igualdad real.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre