El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha recordado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que su formación “lleva seis meses” planteando un “plan B” a la aplicación del “ruinoso estado de alarma” para combatir la pandemia del coronavirus. Sin embargo, las palabras del líder de la oposición contrastan con su actitud beligerante durante toda la pandemia, en la que nunca ha arrimado el hombro cuando se lo pedía el presidente del Gobierno (salvo en las primeras prórrogas del estado de alarma) mientras se dedicaba a practicar el “no a todo” de forma sistemática. Todo ello por no hablar de su bloqueo de los órganos judiciales, de los montajes y conspiraciones en estrecha alianza con la extrema derecha de Vox (ha intentado llevar a los tribunales al Ejecutivo por negligencia en la muerte de miles de personas) y de su campaña de desprestigio en Europa para que España no pueda recibir los 140.000 millones en ayudas a los fondos covid.

“Llevo seis meses ofreciendo un plan B con la Ley 3/1986 para luchar con eficacia contra el covid sin otro ruinoso estado alarma. La hemeroteca es implacable”, ha escrito Casado en una publicación en la red social Twitter, recogida por Europa Press, en la que ha adjuntado un vídeo con declaraciones suyas pasadas en las que ofrece una reforma de la ley de 1986 de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública para la restricción de la movilidad.

Según el PP, hay dos cambios legislativos que se podrían acometer de forma urgente y que ayudarían a dar más seguridad jurídica a las comunidades autónomas: la reforma del artículo 3 de la Ley Orgánica de 1986, cuya redacción habilita de “modo genérico” al Gobierno a tomar las medidas que sean necesarias para el control de enfermemos; limitar las entradas y salidas de las zonas afectadas; o limitar y controlar el movimiento.

La segunda reforma sería la de la Ley de la Jurisdicción Contencioso-administrativa para “garantizar eficacia y agilidad sin perder garantías judiciales”. Fuentes del PP recuerdan que incluso la propia vicepresidenta Carmen Calvo admitió hace meses que se podía articular ese plan jurídico.

“No hay más ciego que el que no quien no quiere ver… más que una oportunidad para atacar al PP en vez de proteger la salud”, ha lamentado el líder de los populares en redes sociales.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre