Los consejeros de Presidencia y Salud, este martes, durante la rueda de prensa habitual tras el Consejo de Gobierno.

Las redes sociales han propagado como la pólvora las supuestas nuevas medidas restrictivas de movilidad y de reunión aprobadas este martes en Consejo de Gobierno por el Gobierno andaluz y publicadas en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), que en realidad sólo van dirigidas en exclusiva a los 5.500 vecinos de la localidad sevillana de Casariche, ya que en el resto de la comunidad apenas se han realizado unas vagas recomendaciones pese a que una treintena de municipios tienen en la actualidad una tasa superior a 500 contagios por 100.000 habitantes, y donde la Consejería de Salud sólo realizará cribados masivos entre sus vecinos con los nuevos test PCR instantáneos de alta fiabilidad y en ningún caso se aplicarán estas medidas restrictivas de movilidad y aforo.

El caos informativo provocado por el propio ejecutivo andaluz ha tenido que ser frenado incluso por el propio presidente Juan Manuel Moreno Bonilla, que a través de un tuit publicado este miércoles asegura que “las nuevas limitaciones de aforo y movilidad sólo afectan, por el momento, al municipio de Casariche”, aunque la información publicada en el BOJA es claramente imprecisa y sumamente confusa en este sentido y deja entrever que las nuevas medidas de control de la pandemia en Andalucía afectan al conjunto de toda la comunidad autónoma. Andalucía viene sufriendo en las últimas semanas un continuado incremento de contagios registrados por PCR y también en el número de ingresos hospitalarios y en UCI y defunciones.

Desde la Administración autonómica se ha querido catalogar como “bulo” lo que de facto es una confusa campaña informativa, que ha causado estupor y nerviosismo en numerosos sectores económicos ya afectados desde el inicio de esta crisis sanitaria por los efectos de la pandemia. Las medidas restrictivas de movilidad y aforo realmente sólo se aplican “por el momento” en el pequeño municipio de Casariche, como subraya el propio Moreno Bonilla, aunque la confusa labor informativa evidenciada este martes por el propio consejero de Salud, Jesús Aguirre, y el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ha llevado a la inquietud al sensible sector empresarial andaluz.

En el siguiente corte de la explicación dada este martes por el consejero Aguirre sobre las restricciones en el ámbito familiar se pueden extraer conclusiones sobre la labor informativa de la Junta en este sentido.

Pese a todo, el Gobierno de Moreno Bonilla ha calificado de “bulo” las posibles restricciones a la movilidad y al aforo, y especifica ahora en una nota informativa que “las nuevas medidas aprobadas por la Junta de Andalucía para luchar contra la expansión del Covid-19 no afectan a toda la comunidad de Andalucía, como se está difundiendo a través de Whatsapp, sino que se refieren exclusivamente a localidades o parte de ellas en las que la autoridad sanitaria competente adopte medidas de restricción a la movilidad, en este momento, sólo Casariche, en Sevilla”.

La claridad no es el fuerte del Gobierno andaluz

La Junta concreta que “según reza en el punto Primero de la Orden de la Consejería de Salud y Familias publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) extraordinario número 59 de 29 de septiembre de 2020, que acompaña a la información compartida en la plataforma de mensajería instantánea, el objeto es “establecer, con carácter temporal y excepcional, medidas específicas de contención y prevención necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus (Covid-19), en las localidades o parte de ellas en las que la autoridad sanitaria competente adopte medidas de restricción a la movilidad”. Como se puede apreciar en este párrafo, la información de la Administración autonómica no destaca sobre todo por su claridad y concisión.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre