Canarias pide más medios para controlar los devastadores fuegos de este verano. El último incendio iniciado sobre las 16.00 horas de este sábado en Valleseco (Gran Canaria) sigue sin poder ser contenido y ha quemado ya 1.700 hectáreas de terreno, un fuego que avanza sin control y que ha obligado a evacuar a unas 4.000 personas pertenecientes a 40 núcleos urbanos. El Gobierno ha movilizado a casi 200 militares de la UME pero de momento las llamas están ganando la partida y a esta hora corre serio peligro una auténtica joya ecológica como es la isla de Gran Canaria.

Así lo ha puesto de manifiesto el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, durante una rueda de prensa celebrada este domingo para explicar la evolución del fuego. “Cuando aún no se había declarado extinguido el incendio de la semana pasada, este sábado Gran Canaria vuelve a tener un conato que se convierte en un incendio virulento y con condiciones adversas”, dijo para lamentar que las condiciones climatológicas no ayuden con temperaturas de hasta 40 grados, humedad por debajo del 30% y fuerte viento.

Torres comentó asimismo que se han desalojado cerca de 40 núcleos urbanos, siendo más de 4.000 las personas evacuadas que han ido a otras viviendas, con familiares o a albergues repartidos por varios municipios. “Estamos ante una situación complicada en la que hay que primar la seguridad de las personas”, aseveró.

Aquí, hizo especial hincapié en la petición para que los vecinos hagan caso en todo lo que les soliciten los recursos de emergencias, puesto que, incidió, el desastre medioambiental ya se ha producido y hay que priorizar que no haya daño a las personas.

Por su parte, Torres dijo que a las 13.00 horas de este domingo el fuego continúa sin control, ya que no está “ni contenido, ni estabilizado”. Así, el incendio avanza en dos flancos, uno desde Cueva Corcho hacia Juncalillo, otro desde Cruz de Tejeda hasta Artenara, además de la cabeza entre Juncalillo y Fuentebruma, que se acerca al Pinar de Tamadaba.

El fuego avanza en dos flancos, uno desde Cueva Corcho hacia Juncalillo, otro desde Cruz de Tejeda hasta Artenara, además de la cabeza entre Juncalillo y Fuentebruma, que se acerca al Pinar de Tamadaba.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre