domingo, 17octubre, 2021
25.4 C
Seville

El bulling es responsabilidad de todos

María José Sánchez Soria
Mujer y socialista. Activista social y curtida por mil frentes en la vida. Optimista vital en cada lucha y animosa en la dificultad. Hija del 64 y heredera de todas cuantas me precedieron en la búsqueda de justicia.
- Publicidad -

análisis

Sánchez fagocita al PSOE

Clausurado el 40 Congreso de Valencia, la pregunta del millón es: ¿qué PSOE sale de este evento histórico? Y como derivada de la cuestión...

Congreso del PSOE (de Pedro Sánchez), con mucha parafernalia

Pedro Sánchez había sentado las bases en el ultimo 39 Congreso Federal de junio del 2017 y ya para este 40, le ha dado...

Los pensionistas se echan a la calle contra Escrivá en medio de la fiesta valenciana del sanchismo

Miles de jubilados salieron ayer a las calles de Madrid para pedir la dimisión de Escrivá por su reforma de las pensiones. A los...

Mucha teoría política en el congreso del PSOE, pero el precio de la luz sigue por las nubes

Avanza el 40 Congreso del PSOE tras el fiestón del primer día. Pasada la jornada inaugural –donde primaron los abrazos, besos, reencuentros de viejos...
- Publicidad-

Las consecuencias de las “bromas” de unos pocos a costa de un compañero de clase al que hacen daño y humillan, en el mejor de los casos y al que pegan e insultan en muchos otros casos, tiene que ser atajado en el mismo momento que se produce, con contundencia y sin que nos tiemble el pulso a la hora de imponer sanciones.

Si seguimos como hasta ahora, sin tomárnoslo en serio, seguiremos teniendo un montón de chicas y chicos que se sienten aislados, indefensos y sin protección, con unas consecuencias terribles a nivel psicológico para quienes sufren el bulling, de aquí derivan depresiones, ansiedades y problemas más graves acabando en el peor de los casos en suicidio. Debemos de aprender que las bromas, no son tales si quien las sufre no se ríe y disfruta de ellas.

Todos nos llevamos las manos a la cabeza cuando nos enteramos que algún joven se ha quitado la vida, harto de tantas humillaciones, sin comprensión, y sin apoyo de su entorno. Pero nadie quiere saber la cantidad de casos que existen, sufriendo esto en silencio con consecuencias graves para su autoestima, que termina desencadenando en enfermedades mentales.

El profesorado debería recibir cursos para ayudar y apoyar a estos alumnos, que sufren depresión, ansiedad, TCA (Trastornos de la Conducta Alimentaria), hiperactividad, y muchos otros problemas que en muchos casos derivan directamente de haber sufrido bulling.

Desde los colegios e institutos, debería ser obligatorio que los maltratadores y a sus progenitores acudieran a terapias, en los que vean lo que su conducta puede ocasionar, y desde luego apartar a los maltratadores del maltratado desde el mismo momento en que se denuncie esta vejación, o desde el mismo momento en que cualquier profesor presencie cualquiera de estas conductas.

Y no como suele suceder en estos casos, que es el maltratado el que termina siendo aislado doblemente, pues es al que suelen cambiar de grupo, colegio o instituto , con lo cual el problema aún es mayor, porque encima se le separa de los pocos amigos que pueda tener.

Es obligación de toda la sociedad, proteger al más débil, y jamás premiar a los que ejercen bulling, tenemos que concienciarnos de que si no hemos actuado a tiempo, también formamos parte de este maltrato, ejercido normalmente contra menores que no saben defenderse por sí mismos. Si no lo hacemos así, somos cómplices de los maltratadores y responsables de ese maltrato, con nuestro silencio o con mirar para otro lado.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Un viaje inesperado

Cuando me topé con la novela Me llaman Big, del novelista y dramaturgo venezolano Víctor Vegas, publicada por Ediciones Huso, no podía imaginar el...

Pedro Sánchez claudica ante la socialdemocracia y se olvida del socialismo

Este año no ha resonado Guns and Roses, este Congreso del PSOE ha suavizado el tono musical, lo que es una muestra de cómo...

Ni artesanos ni artistas, somos periodistas

Acostumbrados a perder la mayoría de las luchas impulsadas desde la profesión periodística, el hecho de ganar una de ellas adquiere un valor especial...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Un viaje inesperado

Cuando me topé con la novela Me llaman Big, del novelista y dramaturgo venezolano Víctor Vegas, publicada por Ediciones Huso, no podía imaginar el...

Pedro Sánchez claudica ante la socialdemocracia y se olvida del socialismo

Este año no ha resonado Guns and Roses, este Congreso del PSOE ha suavizado el tono musical, lo que es una muestra de cómo...

Ni artesanos ni artistas, somos periodistas

Acostumbrados a perder la mayoría de las luchas impulsadas desde la profesión periodística, el hecho de ganar una de ellas adquiere un valor especial...