Al 29,85% escrutado, el bloque PP-Vox conseguiría una mayoría absoluta muy holgada para gobernar en los próximos dos años en la Comunidad de Madrid. En concreto, según los datos del escrutinio, el Partido Popular obtendría un incremento de 32 escaños respecto a 2019, lo que suman 62 diputados en la Asamblea de Madrid, sólo a 6 de la mayoría absoluta.

El partido de extrema derecha, Vox, aumentaría su representación en el Parlamento madrileño en un escaño, lo que de deja en 13 diputados. La suma de ambos, daría un total de 74.

Respecto a las formaciones de izquierda, por su parte, consuman el desastre. El PSOE tendría un descenso de 11 diputados, quedándose en 26, lo que demuestra que la campaña basada en el diálogo, el consenso y la seriedad planteada por el equipo de Ángel Gabilondo no ha tenido el resultado esperado, sobre todo por el hecho de que, tal vez, el PSM está recibiendo los golpes electorales que le tocaban a Pedro Sánchez.

Más Madrid, por su parte, recoge los frutos de una campaña electoral basada en la cercanía, en lo humano y en la propuesta de los hechos concretos. Su candidata, Mónica García, además de su claridad, se ha ganado al electorado precisamente por saber marcar los tiempos y elegir los momentos en los que entrar al juego sucio planteado desde la campaña de Díaz Ayuso y de Rocío Monasterio. En concreto, sube 4 escaños respecto a 2019 y se coloca con 24 parlamentarios.

En referencia a Unidas Podemos, Pablo Iglesias ha atraído hacia sí las consecuencias de haber formado parte del Gobierno durante la pandemia y el haberse convertido en el objetivo constante tanto de Vox como del PP. Sin embargo, su presencia en la candidatura ha sumado respecto a 2019 y se coloca, en este momento del escrutinio, con 11 escaños.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre