Se ha puesto la minifalda, la minifalda moral desde luego, el gran Vettel o Sebastian o Seb. El hombre que aún tiene una marca roja, muy roja, del zapato de Ferrari en el trasero. Y muchos pensaban que ya estaba acabado por completo, que la temporada que viene no seguiría en la F1. Pero sí… parece que sí.

-Aún puedo sacar una buena pasta.

-Sería genial ganar a Fernando Alonso con un coche tan malo como el suyo.

-Soy yo quien decide cuando se va del circo, no una escudería italiana.

Cambios de humor, desconcierto, ganas de machacar a Leclerc…

… lástima que el Ferrari sea tan malo este año.

Sí que parece bastante malo, don Sebastian, y no sabemos cuánto va a durar el mundial. Todo es raro, pero dentro de lo raro que está siendo todo podría suceder también que la Ferrari levantase las pezuñas del Cavallino y se convirtiese en coche ganador. Y entonces cualquier cosa podría suceder… (música de violines).

Pero eso es soñar despierto y lo que quiere y busca el blanco culo de Vettel (al tío del culo negro le va mucho mejor) es un asiento. Y si se lo tiene que quitar a Sergio Pérez, pues se lo quitará a Sergio Pérez, y si tiene que aguantar a Verstappen (desde las máximas alturas de RedBull adoran a Vettel) pues aguantará a Verstappen. Y si en Haas le pagan lo suficiente…. le haría un favor al planeta y libraría a los espectadores de Roman “El Pupas” Grosjean.

Porque Vettel ha decidido no rendirse. Y eso es una buena noticia para el gran circo de la F1 y todos los aficionados. Gane o pierda Vettel es un personaje ya escrito y todo lo que le sucede nos interesa; tanto cuando gana como cuando pierde siempre llama la atención y da espectáculo. De eso se trata ¿no? en la época de que lo importante es conseguir muchos clic en lugar de escribir buenos artículos (como bien sabemos en la vieja prensa), lo que cuenta es tener muchos seguidores, ser un influencer.

Vettel el amado, Vettel el odiado, está moviendo su blanco culo para encontrar asiento en un monoplaza de F1. Esperamos y deseamos que lo encuentre.

Otro burbon, por favor.

Tigre tigre.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre