De los juegos de cartas, el blackjack, Stud, Teen Patti, Baccarat y Texas Hold’em, es el primero el que goza de verdadera popularidad en el mundo.

Consultas hechas en 25 países confirman que 14 reúne el interés por él. Quedando los otros distribuidos así: con el Stud se distraen y apuestan en 4 países, con el Teen Patti pasan las horas en 3 naciones, el Baccarat llama la atención en 2 países, número con el que coinciden los amantes del Texas Hold’em.

Jugando blackjack hallará a decenas si frecuenta un casino. Al mejor estilo de escenas de películas. El juego, conocido también como Veintiuno, congrega de 4 a 7 personas para dejarse seducir por las apuestas y contagiarse de la adrenalina que desborda la sola posibilidad de pensar en ganar.

En el blackjack se usan 52 barajas y no se valen comodines. Con una o más barajas inglesas debe sumarse (o alcanzar el valor) lo más próximo a 21. Al pasarse, sabrá que la suerte le fue esquiva.  

La mejor jugada es conseguir 21 con solo dos cartas. Le tocó un As… espere, confíe en su suerte y reciba la segunda: si su otra baraja tiene un valor de 10, pues… la pegó, ha conseguido el 21 natural, por la vía acertada. En el blackjack, por lo general, se gana sobre un 21 conseguido con más de dos cartas y lo reconoce el crupier, quien anima las noches de azar en los casinos.

La emoción con estos juegos de casino la experimentan por igual en Canadá, Reino Unido, EE UU, España, Italia Holanda, Sudáfrica, Alemania, Letonia, Lituania y Rumanía. Mientras que en América la suerte de las cartas para sumar 21 es tentada en México, Colombia y Argentina, de acuerdo con los datos que maneja Google Trends.

Si quiere saber más de la popularidad del blackjack hay algo más que debe conocer. Es famoso entre famosos. Si, leyó bien. De este juego de cartas han hablado y han sido vistos jugando figuras como la socialité Paris Hilton, el actor Ben Affleck y hasta el mismísimo Harry, el príncipe que junto a su esposa Meghan Markle, decidió montar una tienda aparte de la realeza británica.

Por detrás del blackjack, el juego del Stud es la delicia entre los oriundos de Panamá, Filipinas, Croacia y la República Checa.

El Teen Patti, nacido en tierras asiáticas, hace felices ganadores a los de Pakistán, India y Bangladés.

A la vuelta de cinco años, de acuerdo con proyecciones, en los juegos de cartas del futuro será el Teen Patti el que lidere las preferencias; el blackjack caerá al cuarto lugar. Después del Teen Patti vendrán el Stud y el Baccarat. El quinto lugar lo alcanzará el Póker Pai Gow.

El Teen Patti seguirá subiendo en gustos, manteniendo el ritmo ascendente del último lustro. Su popularidad, bien ganada entre jugadores de Asia, ha aumentado en un 180%. ¡Y va por más!

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre