El Banco Central Europeo trata de salvar a la UE de la pandemia económica del coronavirus. Para ello, aplica 750.000 millones de euros.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo ha decidido lanzar un nuevo programa de compra de activos temporales de valores del sector público y privado, para contrarrestar los graves riesgos para el mecanismo de transmisión de la política monetaria y las perspectivas para la zona del euro planteadas por el brote y la difusión creciente del coronavirus, COVID-19. El nuevo Programa de compra de emergencia pandémica (PEPP) beneficiará a todos los sectores de la economía, que les permitan absorber este shock, también a las familias, empresas, bancos y gobiernos

Este nuevo Programa de compra de emergencia pandémica (PEPP) tendrá una dotación total de € 750 mil millones. Las compras se llevarán a cabo hasta finales de 2020 e incluirán todas las categorías de activos elegibles bajo el programa de compra de activos (APP) existente.

Compra valores sector público

Para las compras de valores del sector público, la asignación de referencia en todas las jurisdicciones seguirá siendo la clave de capital de los bancos centrales nacionales. Al mismo tiempo, las compras acogidas a este plan, se realizarán de manera flexible. Esto permite fluctuaciones en la distribución de los flujos de compra a lo largo del tiempo, entre las clases de activos y entre las jurisdicciones.

Deuda pública griega

Por primera vez, a diferencia de lo ocurrido en el 2010, la deuda pública griega entra en el programa de del BCE. Por ello “se otorgará una exención de los requisitos de elegibilidad para los valores emitidos por el gobierno griego para compras bajo PEPP”.

“El Consejo de Gobierno terminará las compras de activos netos bajo PEPP una vez que juzgue que la fase de crisis del coronavirus Covid-19 ha terminado, pero en cualquier caso no antes de fin de año”, señala la nota.

Compra de bonos a empresas privadas

Se amplía el rango “de activos elegibles” (los que el BCE puede comprar) bajo el programa de compras del sector corporativo (CSPP) a papeles comerciales no financieros, haciendo que todos los papeles comerciales de suficiente calidad crediticia sean elegibles para compra bajo CSPP.

Garantías de los bancos centrales cuando prestan dinero

Facilitar los estándares de garantía (El Eurosistema publica una lista de los activos admisibles que acepta como garantía para sus operaciones.), ajustando los principales parámetros de riesgo del marco de garantía. En particular, “ampliaremos el alcance de las Reclamaciones de crédito adicionales (ACC) para incluir reclamaciones relacionadas con la financiación del sector corporativo. Esto garantizará que las contrapartes puedan continuar haciendo un uso completo de las operaciones de refinanciación del Eurosistema”.

El Consejo de Gobierno del BCE se compromete a desempeñar “su papel de apoyo a todos los ciudadanos de la zona del euro en este momento extremadamente difícil”. Con ese fin, el BCE se asegurará que “todos los sectores de la economía puedan beneficiarse de condiciones financieras favorables que les permitan absorber este shock”, señala el BCE. Esto se aplica igualmente a las familias, empresas, bancos y gobiernos.

El Consejo de Gobierno hará todo lo necesario dentro de su mandato. El BCE está totalmente preparado “para aumentar el tamaño de sus programas de compra de activos y ajustar su composición, tanto como sea necesario y durante el tiempo que sea necesario”. Explorará todas las opciones y todas las contingencias para apoyar a la economía para sobrellevar este shock.

En la medida en que algunos límites autoimpuestos puedan obstaculizar las acciones que el BCE , este considerará revisarlos en la medida necesaria para que su acción sea proporcional a los riesgos que enfrentamos. El BCE no tolerará ningún riesgo para la transmisión fluida de su política monetaria en todas las jurisdicciones de la zona del euro.

Prima de riesgo de España

La rentabilidad exigida al bono español a 10 años, el de referencia en el mercado de deuda, cae este jueves más de 38 puntos básicos, hasta situarla nuevamente por debajo de la barrera del 1%. Eso deja la prima de riesgo en 121 puntos básicos, 24 menos que al cierre del miércoles. La caída es aún mayor en el caso de la deuda italiana a 10 años, que cae en más de 87 puntos básicos de una tiznada.

Bolsas en verde

Las Bolsas, por su parte, amanecen en verde: el Ibex gana un 1,49% en los primeros compases de sesión. Un balón de oxígeno en plena tormenta, pero insuficiente para recuperar siquiera una mínimamente parte de lo perdido en el último mes, en el que el selectivo español retrocede alrededor de un 40%.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre