martes, 7diciembre, 2021
10.1 C
Seville

El BCE se pone serio para evitar una posible quiebra en cadena de los principales bancos europeos

Once grandes bancos europeos, entre los que se encuentra el Santander, acumularon 532.000 millones de euros en activos vinculados al carbón, el petróleo y el gas. Esto equivale aproximadamente al PIB de Suecia y es suficiente para financiar un aumento del 20% en la capacidad mundial de energía renovable a partir de 2020

José Antonio Gómez
Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

El día que los padres políticos del PP torpedearon la Constitución

“La Constitución es la solución, no el problema. El mejor homenaje hacia el pasado es que tomemos las riendas del presente y nos hagamos...

Una burda comparsa de ruido y furia

El periodista Alfonso Rojo, director de “El periodista digital”, es uno de los más fieros voceros de la caverna mediática de la derecha, y...

El TSJ de Madrid revoca la sentencia dictada en el caso José María Iñigo

Me es difícil escribir este articulo, estaba claro o así lo entendía yo, que el mesotelioma que causó la muerte de José María Iñigo,...

Hablamos nuevamente de la ley de amnistía de 1977

Ya hace 46 años de la muerte del dictador Franco y 44 que a ser aprobada la ley de amnistía que impide, a estas...
- Publicidad -
- Publicidad-

Tal y como publicamos en exclusiva en Diario16, un informe revelaba que los grandes bancos europeos tienen cantidades masivas de activos vinculados al carbón, el petróleo y el gas. Esto genera una exposición tan severa que podría provocar quiebras en cadena.

Este hecho provocaría que las grandes entidades tendrían dificultades para absorber las pérdidas de valor que estos activos soportarán por la tendencia mundial para limitar el calentamiento global. Considerar los riesgos derivados de la exposición a los combustibles fósiles es un requisito para proteger tanto el planeta como la estabilidad del sistema financiero.

El BCE se pone serio

Este elevado riesgo de una bancarrota del sistema financiero mundial y, en concreto, de la Eurozona, ha llevado al Banco Central Europeo (BCE) ha tomar medidas muy drásticas. En primer lugar, el supervisor bancario ha decidido convocar unas pruebas de estrés climático a los bancos que se realizarán en 2022. Los resultados no serán públicos ni tendrán un efecto directo sobre su valoración de capital.

Por esta razón, aquellas entidades financieras con una alta exposición a riesgos climáticos serán penalizados si no adaptan sus modelos de negocio y gobernanza al nuevo entorno de políticas verdes, no de marketing ni operaciones de blanqueo verde, como está ocurriendo en la actualidad con los principales bancos del mundo.

Miles de millones vinculados a los combustibles fósiles

Once grandes bancos europeos, entre los que se encuentra el Santander, acumularon 532.000 millones de euros en activos vinculados al carbón, el petróleo y el gas. Esto equivale aproximadamente al PIB de Suecia y es suficiente para financiar un aumento del 20% en la capacidad mundial de energía renovable a partir de 2020.

Esta gran exposición a los combustibles fósiles es una prueba más de que los grandes bancos europeos no se están alineando con los objetivos climáticos. Lo nuevo de nuestra investigación es que esto representa un riesgo para la estabilidad del sistema financiero.

Problemas para la estabilidad financiera

Los bancos están obligados por ley a mantener una cierta cantidad de dinero en reserva, denominada capital social, para absorber la posible pérdida de valor de sus activos. El capital ordinario de «nivel 1» de los bancos es el tipo de capital que se puede utilizar más fácilmente para absorber pérdidas de valor y que está directamente determinado por el riesgo evaluado de los activos individuales.

Del desajuste entre los planes actuales de producción de combustibles fósiles y los objetivos del Acuerdo de París se desprende que los activos de combustibles fósiles sufrirán una caída significativa de valor.

Si bien el 84% de las reservas de combustibles fósiles exploradas deberán dejarse sin explotar para limitar el aumento de la temperatura global, las empresas de combustibles fósiles continúan invirtiendo en nuevos proyectos y no están planeando una reducción significativa de su producción. Los activos fósiles, tarde o temprano, quedarán varados, al menos de manera parcial, dejando a los grandes bancos que los mantienen con pérdidas importantes.

95% del capital de la gran banca

Sin embargo, el stock de combustibles fósiles que se identifica en el informe asciende al 95% del capital total de los bancos europeos estudiados. Los activos de combustibles fósiles representan una proporción muy importante del capital social de todos los bancos estudiados, que van desde el 68% de Santander al 131% de Crédit Agricole.

Esto significa que, en el caso de una transición ecológica rápida, donde los activos de combustibles fósiles perderían un valor significativo en un corto período de tiempo y el capital de los bancos podría verse gravemente afectado. Si los activos de combustibles fósiles perdieran el 80% de su valor, Crédit Agricole y Société Générale no tendrían suficiente capital para cubrir sus pérdidas y el capital del Deutsche Bank alemán y Commerzbank casi se agotaría.

Nueva crisis económica global

La probabilidad de ver una caída rápida e importante en el valor de todos los activos fósiles desencadenaría la bancarrota del sector financiero. A día de hoy, esa posibilidad es limitada y los bancos podrían confiar en otros mecanismos para absorber, al menos parcialmente, sus pérdidas.

Sin embargo, el informe demuestra claramente que los grandes bancos y los reguladores financieros no están logrando integrar el riesgo derivado de los combustibles fósiles. Muestra que la gran banca europea está sobreexpuesta a los activos fósiles y no están preparados para los riesgos potenciales que representan, por lo que se necesita una acción inmediata para permitir la transición y garantizar la estabilidad financiera.

Además, los activos de combustibles fósiles son solo la punta del iceberg cuando se trata de actividades expuestas a riesgos climáticos y la transparencia limitada de los bancos hace que sea probable que el informe subestime las existencias de combustibles fósiles.

En el caso de una transición rápida y sin preparación, que sigue a un tiempo de acción insuficiente, no se puede descartar un efecto bola de nieve donde todos los activos, incluso los indirectamente vinculados a combustibles fósiles y actividades contaminantes, se verían afectados y, como todas las instituciones financieras están expuestas a estos activos, provocará una crisis económica global.

Detener las inversiones destinadas a destruir el planeta

El informe señala dos pasos clave para abordar la emergencia climática y proteger la estabilidad financiera.

Cortar los flujos financieros que permiten el desarrollo de combustibles fósiles requiere medidas enérgicas, mucho más allá de los actuales requisitos de divulgación defectuosos y los compromisos voluntarios que se están adoptando.

El desarrollo de las llamadas «finanzas sostenibles» también es insuficiente. No ha demostrado su capacidad para promover la transición, sigue siendo marginal en comparación con las finanzas «convencionales» y podría fácilmente recurrir al «blanqueo» verde.

Algunos cambios importantes que se necesitan para seguir ese camino son:

  • El ajuste de las herramientas microprudenciales y macroprudenciales, en particular mediante la adaptación de los requisitos de capital a la exposición a los combustibles fósiles.
  • La alineación de las operaciones monetarias con el Acuerdo de París, comenzando por poner fin a cualquier apoyo brindado a las empresas de combustibles fósiles por parte del BCE.
  • Una restricción estricta de los servicios financieros a los combustibles fósiles, utilizando la legislación europea y nacional.

El sector bancario no está preparado para los riesgos derivados de los combustibles fósiles. Al continuar apoyando a las empresas de petróleo, gas y carbón, los bancos están alimentando una crisis climática que podría terminar en una crisis financiera.

En una palabra, es necesario romper el círculo vicioso de la financiación de los combustibles fósiles. Los reguladores y los bancos centrales no pueden seguir minimizando su responsabilidad. Sus propios mandatos de estabilidad financiera les exigen actuar sobre el clima y tienen las herramientas para ayudar a dirigir el sistema financiero hacia un futuro alineado con el Acuerdo de París.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Qué contraste!: Dominicana y Honduras

En agosto del 2020 en República Dominicana se produjo un cambio electoral: el Partido Revolucionario Moderno (PRM)  y su candidato Luis Abinader remplazaron al...

El día que los padres políticos del PP torpedearon la Constitución

“La Constitución es la solución, no el problema. El mejor homenaje hacia el pasado es que tomemos las riendas del presente y nos hagamos...

Ayuso ensalza la figura de un presunto corrupto para defender la vigencia de la Constitución

Isabel Díaz Ayuso no podía pasar desapercibida en un día como el de hoy en el que se conmemoran los 43 años del referéndum...

¡Qué decadencia tan poco estética la de Europa!

Europa está en decadencia. Se quiera o no, vive de un pasado glorioso como cuna de la civilización occidental, pero ya no da para...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Qué contraste!: Dominicana y Honduras

En agosto del 2020 en República Dominicana se produjo un cambio electoral: el Partido Revolucionario Moderno (PRM)  y su candidato Luis Abinader remplazaron al...

El día que los padres políticos del PP torpedearon la Constitución

“La Constitución es la solución, no el problema. El mejor homenaje hacia el pasado es que tomemos las riendas del presente y nos hagamos...

Ayuso ensalza la figura de un presunto corrupto para defender la vigencia de la Constitución

Isabel Díaz Ayuso no podía pasar desapercibida en un día como el de hoy en el que se conmemoran los 43 años del referéndum...

¡Qué decadencia tan poco estética la de Europa!

Europa está en decadencia. Se quiera o no, vive de un pasado glorioso como cuna de la civilización occidental, pero ya no da para...