Sin ser molestado durante más de dos semanas, tras seis días paralizado en el Canal de Suez, una de las rutas marítimas más transitadas del mundo,  el portacontenedores Ever Given no puede continuar su viaje hacia el puerto de Rotterdam, en Los países bajos.

La Autoridad del Canal de Suez (SCA) exige a la empresa japonesa Shoei Kisen, propietaria del barco, una indemnización de  916 millones de dólares y ha obtenido una orden judicial de un tribunal egipcio para mantenerlo detenido en Great Bitter Lake. - que está a medio camino entre el pasaje que conecta el Mar Mediterráneo con el Mar Rojo - hasta que pague esa cantidad.

En declaraciones a la prensa  de Egipto,  el martes, el presidente de la SCA, Osama Rabie, confirmó que Ever Given había sido "detenido por no pagar 900 millones de dólares". La cantidad requerida, dice Rabie, se basa en "las pérdidas incurridas por el barco varado, así como los gastos ocasionados de flotación y mantenimiento". 

Según el UK Club, una de las aseguradoras de Ever Given, SCA calcula el gasto en operaciones de rescate para el buque de 219.000 toneladas, 400 metros de eslora y 59 de ancho, que implicó la extracción de aproximadamente 30.000 metros cúbicos de arena y la participación de 13 remolcadores, es de 300 millones de dólares.
Además, dice la aseguradora, SCA también establece la cantidad de  300 millones al calcular el daño a la reputación que le causó el bloqueo: más de 400 barcos, que transportaban alrededor de 18.300 contenedores, estuvieron en espera durante seis días, lo que provocó interrupciones en la cadena de suministro global, particularmente en el sector energético.

El UK Club también lamentó, en un comunicado, que SCA no esté disponible para negociar el monto de compensación que considera “extraordinariamente alto” y “muy mal fundamentado”.

“El lunes SCA recibió una oferta generosa y cuidadosamente considerada para alcanzar un entendimiento. Nos decepcionó la posterior decisión de SCA de apoderarse del barco ”, dijo la aseguradora.

"También nos decepcionaron las declaraciones hechas por la autoridad portuaria del Canal de Suez de que el barco se mantendrá en Egipto hasta que se pague la compensación y que se impedirá que su tripulación abandone el barco durante ese período", agregó. 

El miércoles, el operador de Ever Given, la empresa taiwanesa Evergreen Line, dijo que estaba evaluando la orden judicial y sus implicaciones para ver si es posible la distinción entre el barco y su carga, a fin de llevar los contenedores transportados a su destino lo más rápido posible.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre