El Banco de España ha lanzado un lazo a la yugular del Gobierno de Pedro Sánchez, tirando fuerte, para ver si pueden domar sus medidas sociales. El servicio de estudios del supervisor español ha pedido un plan de ajuste de las cuentas públicas gradual y a medio plazo, una vez haya pasado lo peor de la pandemia. O sea, más recortes, más ahorro del gasto y subidas de impuestos.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en su tono habitual, ha empeorado además sus previsiones económicas. Hace unas semanas en otra nota de prensa, afirmó que calcula que la economía caería este año entre un 6,6% y un 13,6%. Ahora descarta la primera opción y se fija solo en la última cifra.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha comparecido hoy ante la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a petición de los grupos parlamentarios Republicano, Popular y Socialista, para informar sobre la evolución de la economía española y las perspectivas de futuro como consecuencia de la crisis ocasionada por el COVID-19, así como del impacto de las medidas adoptadas por el Gobierno. 

El 20 de abril señaló que se estima que el retroceso del PIB en 2020 oscilaría entre el 6,6% y el 8,7%, o el 13,6 por ciento, en función del grado de persistencia de la perturbación más allá del final del actual estado de confinamiento.

En cambio, Hernández de Cos prevé que “la perturbación pueda ser más larga y se sitúe entre el 8,7 de caída, o la peor cifraba, que estimaba un desplome en un 13,6%.

El gobernador del Banco de España ha afirmado durante su comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados, que “al cierre de 2021 no se habrán recuperado los niveles de actividad”, previos a la crisis del Covid-19, incluso le ve aún “más desfavorables, más tiempo ante la elevada incertidumbre creada por el virus”.

El gobernador ha exigido a los diputados, una estrategia a varios años “para corregir el agujero presupuestario; y evitar que la deuda acabe suponiendo una carga excesiva ni para las generaciones actuales ni para las futuras”.

Recortes sociales

A pesar de afirmar que “ahora habrá que gastar con contundencia”, ya que, “la política fiscal es la primera línea de defensa para evitar una pérdida de tejido productivo.  No hay otra alternativa sensata”, aunque ha precisado que “esta respuesta debe ser temporal y bien diseñada”.

El gobernador del Banco de España ha pedido que cuanto antes se “acuerde un pacto político de varias legislaturas”, en el que se explique que, después del desastre, “el país será prudente con sus finanzas públicas”. Debe ser para varios años y con el respaldo amplio de los partidos.

Estrategia de reducción de déficit y reformas

Pese a que las previsiones de deuda y déficit han empeorado, de Cos ha señalado que “volver a una tendencia de reducción del endeudamiento no es en absoluto imposible si se acomete una revisión exhaustiva y rigurosa de los distintos capítulos presupuestarios de gasto para identificar las áreas en las que existe margen para una mejora de eficiencia, si bien la respuesta debe venir por la reducción del déficit estructural, lo que aconseja preservar los recursos destinados a capítulos como la educación y la investigación”.

“Parece razonable repartir entre el conjunto de la sociedad los costes que una parte de la ciudadanía ya está soportando de una forma muy directa, ha indicado Hernández de Cos, para quien “en el corto plazo no cabe una retirada prematura de las medidas fiscales de emergencia porque aumentaría el riesgo de que el crecimiento económico sufriera daños más duraderos”.

Sin embargo, ha pedido “una agenda de reformas ambiciosas, como la revisión de incentivos fiscales y regulatorios, la mejora del capital humano, el gasto eficiente en I+D+i o regulación del mercado de trabajo, y el diseño temprano de una estrategia de reducción de los desequilibrios fiscales” a implementar cuando finalice la urgencia de la pandemia.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. Subida de impuestos para paliar, como siempre.
    Hay alguien que recuerde que los bancos rescatados con dinero público todavía deben 67.000 millones, que por cierto dijeron en su momento que no pensaban devolver?

  2. Sr. Gobernador del Banco de España. Ya sabemos que después de la tempestad viene la calma.
    No se preocupe por el largo plazo. Todavía no sabemos el dinero que vamos a necesitar y ya esta usted hablando de recortes. La U.E. aún no ha cerrado el tema del Fondo Europeo del que vamos a disponer los países miembros, los plazos, las devoluciones… y ya esta usted hablando de recortes. Aún no sabemos que decisiones se van a tomar desde la U.E. sobre el déficit país y usted ya habla de recortes.
    Usted no debería ser Gobernador del Banco de España u otra Entidad, usted debería ser FUTUROLOGO. Pero claro, de esta ultima observación usted no cobraría 12.000 euros al mes, despacho, chofer y otras ventajas.
    Quizás y ahi si le doy la razón. Deberíamos ir soltando algún lastre que otro de carga financiera (que por desgracia hay muchas) y desde luego usted sería uno de ellos a tener en cuenta por el costo que conlleva solo por ocupar el puesto que ostenta sin aportar gran cosa.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre