España no está de moda en Europa. Tras la intervención de la Justicia europea sobre el tema de Junqueras hoy es el Banco Central Europeo quien acude a la Audiencia Nacional después de el BBVA se negara a dar información sobre el impacto del caso Villarejo en la entidad.

La Audiencia Nacional, según informa la SER, reclama al juez que instruye el caso información sobre el alcance de las investigaciones en la entidad y posibles sanciones.

El BCE garantiza al juzgado la absoluta confidencialidad y discreción de los datos transmitidos por la Audiencia Nacional, que solo tendrán un uso para fines internos, según las mismas fuentes.

La entidad dirigida por Christine Lagarde remite este escrito al juzgado después de que en primer lugar se dirigiera al BBVA para reclamar esta información y la entidad la denegara argumentando que la causa se encuentra bajo secreto de sumario.Las fuentes jurídicas consultadas consideran que el banco podría haber contestado al BCE sin quebrar el secreto sumarial, porque el regulador europeo quiere conocer las consecuencias del caso en el BBVA y no las investigaciones por la contratación del comisario jubilado para espiar y sabotear operaciones que afectasen a su expresidente, Francisco González.

El juzgado tampoco ha contestado al BCE. Con toda probabilidad lo hará cuando se levante el secreto, previsto en principio para el próximo 4 de febrero.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl próximo troceo del toro
Artículo siguienteSemana clave para saber si la investidura a Sánchez deberá esperar a 2020
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre