Bernardo Montoya, el autor confeso del crimen de la joven zamorana Laura Luelmo el pasado mes de diciembre en El Campillo (Huelva), ha solicitado al Servicio Andaluz de Empleo (SAE) que se le tramite el cobro de prestación por desempleo para poder pagar a su abogado y «salir cuando antes de la cárcel».

Lo ha hecho en una carta escrita de su puño y letra y en mayúsculas, que remitió el pasado 30 de enero a la oficina del SAE de Nerva (Huelva) desde cárcel de Sevilla II, en Morón de la Frontera (Sevilla), en la que pone en conocimiento de dicho servicio su situación actual.

«Soi Bernardo» (sic) comienza este hombre una carta, que ya avanza el periódico ‘Viva Huelva’, en la que relata que el pasado 23 de enero no pudo ir a sellar y, por tanto, seguir cobrando la prestación por desempleo que percibía desde su salida de la cárcel en octubre de 2018, tras 21 años encerrado, conseguida por los trabajos realizados en prisión, por encontrarse en prisión preventiva.

De este modo solicita que le suspendan la tarjeta de empleo, solicitud necesaria para cobrar la prestación y se despide con «un cordial saludo» y su firma. La petición ha sido atendida por el SAE desde donde, tras contar con el certificado pertinente de la cárcel de Morón que atestigua el internamiento de Montoya, se le ha suspendido la tarjeta y se procederá a trasladar el caso al Servicio Público de Empleo Estatal para su análisis y determinar si finalmente puede cobrar o no dicha prestación.

Compartir
Artículo anteriorEl Vaticano pide al prior del Valle de los Caídos que no se oponga a la exhumación del dictador
Artículo siguienteAspectos a tener en cuenta al comprar muebles de cocina a medida
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

  1. Realmente alucinante analizar comportamientos humanos. Aún no tiene condena firme y ya piensa en salir cuanto antes de la carcel, después de haber extinguido una vida humana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 5 =