miércoles, 17agosto, 2022
24.9 C
Seville

El anticiclón de las Azores se expande y provoca el clima más seco en la península Ibérica en 1.200 años

Un estudio asegura que los cambios en el tamaño e intensidad del influyente sistema de presiones continuarán a lo largo de este siglo debido al calentamiento global

Agustín Millán
Agustín Millánhttp://pompona22.wixsite.com/agustinmillan
Foto periodista especializado en manifestaciones y actos sindicales. Desde 2011 fotografiando la crisis más dura de la historia moderna. Responsable de redes sociales de la Cumbre Social España. Fotógrafo con 5 campañas electorales entre ellas la de Manuela Carmena y la de Enrique Santiago en IU Madrid.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

El anticiclón de las Azores es una dorsal de alta presión atmosférica persistente sobre el Atlántico Norte, rodeado de vientos anticiclónicos que dirigen los sistemas meteorológicos lluviosos y modulan el transporte de humedad oceánica hacia Europa.

El anticiclón de las Azores se expande

La extensión del anticiclón de las Azores afecta a las precipitaciones en Europa occidental, especialmente durante el invierno. En el estudio, han utilizado observaciones y simulaciones de modelos climáticos de conjunto para mostrar que los inviernos con un anticiclón de las Azores extremadamente grande son significativamente más comunes en la era industrial (desde 1850) que, en la época preindustrial, lo que resulta en condiciones anómalas de sequedad en todo el Mediterráneo occidental, incluyendo la Península Ibérica.

Más sequía

Las simulaciones del último milenio indican que su expansión no tiene precedentes desde el año 850 de la era cristiana, lo que es coherente con las pruebas de los indicadores de precipitación de Portugal. La expansión del anticiclón de las Azores surge después de 1850 y se refuerza en el siglo XX, lo que es coherente con un calentamiento de origen antropogénico, o de origen humano.

En verano, es necesario porque nos ofrece el sol y los veranos de playa en el mediterráneo. En invierno, se debería alejar y permitir el paso de borrascas que traen las lluvias.

El estudio ha sido liderado por Caroline Ummenhofer, oceanógrafa física en la Institución Oceanográfica Woods Hole. Ha analizado el tamaño y la intensidad del anticiclón de las Azores durante los últimos 1.200 años.

Archivos climáticos

Para lograr estos datos, el equipo ha tenido que averiguar cómo era la presión en el Atlántico, cuando no había mediciones, ni estaba siquiera existía este tipo observaciones meteorológicas.

Se han basado en archivos climáticos naturales, o lo que es lo mismo, unas estalagmitas ubicadas en una cueva portuguesa a partir de las cuales dedujeron el régimen de lluvias pasado.

Que es una estalagmita

Una estalagmita es un tipo de espeleotema que se forma en el suelo de una cueva de caliza debido a la decantación de soluciones y la deposición de carbonato cálcico. La formación correspondiente en el techo de una cueva se conoce como estalactita.

Los datos, reanalizados y completados, muestran que la expansión del anticiclón de las Azores comenzó hace unos 200 años y se hizo más pronunciada en el siglo XX.




A la izquierda, diferencia entre 1980–2007 y 1950–1979 en la presión media invernal a nivel del mar en hPa (contornos azul-rojo) y precipitación terrestre mm mes–1 (contornos marrón-verde). A la derecha, la diferencia en la presión media a nivel del mar en invierno entre 1980–2007 y 1950–1979 (contornos azul-rojo), así como la región considerada al calcular al anticiclón de las Azores (recuadro rojo discontinuo) y la climatología de la presión a nivel del mar en invierno en esta región (Contornos negros: los contornos de baja presión están discontinuos; los contornos de alta presión son sólidos) 

Sequía más amplios y más persistentes.

Aunque es habitual que durante los meses de invierno el anticiclón se desplace hacia el sur, lo que favorece la entrada de aire húmedo a la Península, “esta precipitación invernal ha ido disminuyendo en las últimas décadas”, dicen los autores.

Para los investigadores, esta anomalía es consecuencia del calentamiento global. Los cambios, han comenzado en el periodo en el que se inicia el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero y se aceleran después.

Para los investigadores, “el anticiclón de las Azores continuará expandiéndose en el siglo XXI a medida que los niveles de gases de efecto invernadero continúen aumentando, lo que aumentará el riesgo de sequía en la Península Ibérica”.

“Nuestros hallazgos tienen implicaciones importantes para los cambios proyectados en el hidro clima del Mediterráneo occidental a lo largo del siglo XXI (…) y los riesgos climáticos futuros concomitantes que se plantean para los sectores agrícolas productivos como la viticultura y las plantaciones de olivos, en toda la Península Ibérica”, asegura el estudio.

Diferencias entre anticiclón y borrasca

Anticiclón y borrasca son dos fenómenos atmosféricos muy comunes y que a veces se confunden, ya que tienen una base muy similar en su formación y características. A continuación, te explicamos en detalle qué es un anticiclón y una borrasca, ahondando en sus principales diferencias. Asimismo, incluimos algunos términos de meteorología que te ayudarán a comprender estos fenómenos. ¿Qué es la presión atmosférica?

Para hablar de anticiclón y borrasca antes hay que definir qué es la presión atmosférica, un término fundamental para contextualizar ambos conceptos. Los anticiclones y borrascas se refieren a diferencias en la presión atmosférica.

La presión atmosférica es la fuerza que ejerce la atmósfera sobre la superficie terrestre. Este “peso” se mide a través de una unidad conocida como milibar (mb) o hectopascal (hPa). Las variaciones de esta presión, ya sea por encima o por debajo, son lo que se define como alta presión (anticiclones con valores superiores a 1013 mb) y baja presión (borrascas con valores inferiores a 1013 mb).

¿Qué es un anticiclón y una borrasca?

Teniendo en cuenta toda esta información, anticiclón y borrasca son dos fenómenos meteorológicos diferentes, pero que surgen a partir de unas mismas acciones con relación al aire y su interacción con la superficie terrestre. Sigue leyendo sus características para comprender las diferencias entre anticiclón y borrasca.

Anticiclón

  • El anticiclón es aire pesado convergente que tiende a descender. Es una zona en la que la presión atmosférica es superior a aquella de las zonas que la rodean. Esta masa de aire desciende y se expande por la superficie terrestre.
  • Son tipos de masas de aire muy estables, por lo que son difícilmente desplazables una vez se posicionan en una localización. En el hemisferio norte la masa de aire anticiclónica gira en el sentido de las agujas del reloj.
  • El tiempo que nos suele traer esta masa de aire es de cielos despejados y poco movimiento atmosférico, con tendencia a las temperaturas altas en verano. Sin embargo, en invierno, aunque también puede ofrecer cielos despejados, suelen provocar inversiones térmicas y nieblas. Esta es otra de las principales diferencias entre anticiclón y borrasca.

Tipos de anticiclones

Los que podemos encontrar a lo largo del mundo son:

  • Anticiclón de Siberia: se produce en Eurasia durante gran parte del año y se caracteriza por ser una masa de aire seco y frío con temperaturas muy bajas.
  • Subtropical: existen dos, el de las Azores y el del Pacífico.
  • Dinámico: el tipo de clima que produce este anticiclón es caluroso, seco y soleado.
  • Anticiclón del Atlántico Norte: el centro de este suele ubicarse en el medio del mar Cantábrico, provocando inviernos secos y desplazando los ciclones existentes.
  • Anticiclón del Pacífico Sur: surge cuando las masas de aire del sur al norte recogen la humedad existente y la transportan a las costas, donde se condensan y generan nubes bajas en los meses de mayo a octubre, con alto contenido de humedad.

Borrasca

Ahora que ya comprendes exactamente el primer término, procedemos a explicarte qué es una borrasca. Con esta información podrás describir concretamente las diferencias entre anticiclón y borrasca.

La borrasca es aire ligero divergente que tiende a ascender. Es una zona en la que la presión atmosférica es inferior a la de las zonas a su alrededor.

Se trata de un movimiento de aire ascendente que favorece la formación de nubes y, por lo tanto, la creación de precipitaciones.

En su núcleo, la borrasca se alimenta de aire frío y su tiempo de vida depende de la cantidad de aire frío que conduzca en su seno. Este tipo de masas de aire son muy inestables y se forman y mueven de manera rápida.

En el hemisferio norte la borrasca gira en el sentido contrario a las agujas del reloj. El tiempo que trae estas masas de aire es inestable, con abundante nubosidad, lluvias o tormentas y, en ocasiones, nevadas en invierno.

Tipos de borrascas

Térmicas: el ascenso de aire tiene lugar cuando la temperatura es muy superior a la del entorno. Debido al exceso de calor, se produce un intenso grado de evaporación al que sigue la condensación. Debido a este tipo de borrasca, surgen precipitaciones muy abundantes.

Dinámicas: surge a partir de un ascenso de masa de aire hacia la tropopausa. Este movimiento se debe a una presión que tienen las masas de aire frío y que se desplazan.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído