lunes, 15agosto, 2022
22.6 C
Seville

El andalucismo de Teresa Rodríguez toma el relevo como la única fuerza política que enarbola el “OTAN No, bases fuera”

El silencio de IU y Podemos tras el anuncio del aumento de destructores de EEUU en la base de Rota evidencia la debilidad del movimiento contra la Alianza Atlántica

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

La denominada pomposamente “Actualización del marco de colaboración bilateral entre Estados Unidos y España”, rubricada este martes con todo el boato en el palacio de la Moncloa entre el presidente estadounidense, Joe Biden, y el español, Pedro Sánchez, se reduce de entrada al aumento de dos destructores navales de EEUU más en España, que se suman a los cuatro que ya se incorporaron a la base militar de Rota (Cádiz) en 2014. El anuncio no ha recibido ninguna respuesta de rechazo entre los socios de gobierno del PSOE, conformados por la confluencia de Podemos e Izquierda Unida, las dos formaciones políticas claramente antimilitaristas más representativas de este país. Solo silencio, que es el que en definitiva otorga.

Únicamente el andalucismo ecofeminista y de izquierdas de Teresa Rodríguez y su Adelante Andalucía, que en las pasadas elecciones autonómicas obtuvo un total de 167.970 votos que se traducen en dos diputadas en la Cámara andaluza, ha elevado claramente la voz en contra de este refuerzo militarista de la base militar de Rota, de utilización conjunta entre España y Estados Unidos. Ni tan siquiera Inmaculada Nieto, líder de Por Andalucía, el conglomerado de seis formaciones que aglutina a IU y Podemos, ha hecho público algún tipo de malestar ante este anuncio por parte de los mandatarios de EEUU y España.

Soldados estadounidenses de la base de Rota. Foto: US Navy.

Tampoco a nivel nacional, los ministros y ministras socios del PSOE han recriminado el acuerdo bilateral de aumento de la presencia militar estadounidense en suelo español, que deberá pasar por la aprobación mayoritaria del parlamento español. Ni las vicepresidentas Ione Belarra o Yolanda Díaz, ni el ministro de Consumo y coordinador general de IU, Alberto Garzón. Ninguno de ellos se ha pronunciado en contra del aumento de la presencia estadounidense en las bases militares de uso conjunto.

Los dos nuevos destructores de EEUU con destino a Rota formarán parte del escudo antimisiles de la OTAN, que se sumarán a los cuatro ya presentes en esta base militar desde los años 2014 y 2015. El uso compartido de las bases militares de Rota (Cádiz) y Morón (Sevilla) se selló en 1988 por los presidentes Ronald Reagan y Felipe González, apenas seis años después de la entrada de España en la Alianza Atlántica y sólo dos de la incorporación a la Unión Europea. El acuerdo inicial se remonta a 1953, cuando el dictador Franco se incorporó al bloque occidental para eludir el aislamiento internacional y permitió a Estados Unidos el uso de cuatro bases militares españolas: Rota, Morón, Zaragoza y Torrejón de Ardoz. En estas dos últimas ya no hay presencia estadounidense actualmente.

Zapatero prometió en 2011 un millar de empleos en Rota tras la instalación del escudo antimisiles en 2014, pero solo dos años después se destruyó más de un centenar de puestos de trabajo de la plantilla

Desde entonces, el movimiento anti OTAN ha tenido fieles seguidores, más o menos numerosos según el contexto histórico, como por ejemplo el año 2003 con el masivo movimiento ciudadano del ‘No a la guerra’ tras la invasión de Estados Unidos de Irak. La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha cambiado completamente el papel de la Alianza Atlántica, que poco antes de la pandemia mostraba signos evidentes de agotamiento y daba señales claras de pérdida de vigencia. Sólo tres años después, los socios de la OTAN llegan a Madrid con el convencimiento de que de esta cumbre con 40 jefes de Estado y de Gobierno saldrá un eje geoestratégico más compacto y fortalecido a nivel mundial, con nuevos retos mundiales y nuevos peligros para su “estabilidad”, como por ejemplo las amenazas rusa y china.

Desde Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez ha recordado que las promesas de creación de empleo que han llegado después de cada reforzamiento con militares y buques estadounidenses en las bases españolas no sólo no se han hecho realidad sino que han supuesto un retroceso en este sentido. “Otra vez reforzar el papel de Rota y Andalucía como plataforma de guerra y por tanto como objetivo militar de otros países. Por favor, no nos faltéis al respeto esta vez prometiendo a cambio empleos. Solo hace 10 años que nos vendisteis esa moto. Dejad Andalucía en paz”, ha escrito la líder andalucista en Twitter tras conocerse el pacto bilateral con Estados Unidos que afecta a la base de Rota. Rodríguez ha recordado que el entonces presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero ya prometió en 2011 la creación de un millar de empleos tras la colocación del escudo antimisiles en la base militar gaditana. No sólo no fue así sino que en 2016, poco después de su instalación, la base perdió 133 empleados de su plantilla.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. La dignidad es más alta que el pan, más alta que la gloria, más alta que la propia sobrevivencia. Por eso Teresa Rodríguez, tu nombre se puede poner en verso.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído