El mundo social y de las ONGs valoran de forma positiva el ingreso mínimo vital que ayer aprobó el Consejo de Ministros en España. Sin embargo, coinciden desde diferentes movimientos sociales en recordar que se trata de un punto de partida para erradicar la desigualdad y la pobreza severa.

En este sentido, el párroco del barrio de Buenos Aires en Salamanca y de la cárcel de Topas, Emiliano Tapia, -impulsor del movimiento asociaciativo comunitario de los barrios marginales y la zona rural de Colectivo en Red- valora el ingreso mínimo vital  como “una buena herramienta de partida contra la pobreza”, pero considera que no es suficiente en la lucha contra la desigualdad.

Y es que para “el cura rojo” que ha conseguido dar trabajo y esperanza, en proyectos como el catering de Algo Nuevo, en la cadena de producción de productos ecológicos de alta calidad a través de las huertas solidarias, a miles de personas que ya habían perdido la esperanza, recuerda con contundencia que “el problema de la pobreza, la exclusión social, la marginación y el empobrecimiento no empieza ahora”. A su juicio, “forma parte del sistema capitalista, que no puede vivir sin los pobres”.

Una herramienta

Recuerda Tapia -quien ha dejado un momento para atender a Diario16 el trabajo en los huertos, que esta situación de marginalidad y pobreza se agravó en 2008 y que ahora es“es necesario afrontar el reparto de la riqueza”. Insiste también Tapia en que “el ingreso mínimo vital es una herramienta. Pero la renta básica y el derecho debe ir acompañado de impuestos, de un nuevo sistema, para favorecer el derecho de todas las personas a un ingreso mínimo porque esta sociedad tiene riqueza suficiente”.

A su juicio, “la renta básica necesaria no se trata de dar un recurso sin más,  sino que los impuestos generen una dinámica de ordenación de recursos para dar posibilidad a las personas, a los grupos y a las comunidades”.

Red Europea de Lucha contra la Pobreza

Por su parte,la Red Europea de Lucha contra la Pobreza, la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES), la Plataforma del Tercer Sector (PTS), Oxfam Intermón han celebrado este viernes la aprobación por el Consejo de Ministros del Ingreso Mínimo Vital. En concreto, la Plataforma del Tercer Sector (PTS) lo ha calificado de “hito histórico” y ha aplaudido que “España esté ahora más cerca de los países de la Unión Europea (UE) en cuanto a niveles de protección social”.

Desde el ámbito laboral y social, como los sindicatos también se ha valorado muy positivamente este nuevo derecho social. De hecho,CCOO y UGT han celebrado la aprobación del ingreso mínimo vital, que constituye un “hito social en la lucha contra la pobreza”, pero han abogado por mejorarlo durante la tramitación parlamentaria.

En un comunicado conjunto, los sindicatos valoran especialmente que la nueva prestación se ponga en marcha de manera inmediata y que complete los “vacíos” en la red de protección, al tiempo que piden un seguimiento de cada caso por parte de los orientadores de los servicios públicos de empleo para favorecer la empleabilidad de los beneficiarios.ONG de infancia celebran el ingreso mínimo vital pero advierten de que hay familias que “se han quedado fuera”

Save The Children

Save The Children y la Plataforma de Infancia han celebrado que este viernes el Consejo de Ministros haya aprobado el ingreso mínimo vital, aunque han advertido de que hay familias a las que no les llegará esta ayuda, como los hijos de personas inmigrantes en situación irregular. “Se va a seguir dejando fuera a hogares en situación de pobreza. Nos preocupa que se deje a familias sin percibir este ingreso mínimo vital”.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl orgullo de ser “frikis”
Artículo siguienteG. Elías y Muñoz Abogados ya tiene nueva oficina en la calle Orense 48 de Madrid
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre