El controvertido alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, de la formación política Democracia Ourensana (DO), no deja de encender fuegos en la ciudad de As Burgas. Además de otras ocurrencias del político, que llegó la Alcaldía de manos del PP como maniobra de trueque para mantener a Baltar (PP) en la presidencia de la Diputación, mantiene una guerra abierta con la Policía Local de su ciudad a los que les ha dedicado, en plenos y declaraciones públicas, insultos como “vagos”, “mafia” o “dejados”. Ahora, los que velan por la seguridad de los ourensanos piden respeto.

Y es que Jácome, un personaje carente de educación y saber estar, que utiliza un lenguaje coloquial cargado de palabras malsonantes en sus declaraciones y contestaciones a sus oponentes políticos, no lleva bien que un agente le pusiese una multa por estar su vehículo mal aparcado.

Y es que el alcalde ourensano disfruta de una tarjeta, asociada al vehículo que utiliza que, según ha sabido Diario16, está a nombre de una empresa de renting con sede en Madrid, que tiene permiso para “estacionar en lugares prohibidos así como acceder al casco histórico siempre que no obstaculice la circulación”.

Cualquier ourensano puede ver el coche del alcalde mal aparcado: subido a las aceras, aparcando en zonas de carga y descarga o en calles peatonales y, no necesariamente conducido por él, de hecho, cualquier amigo, compañero, concejal o persona de su entorno conduce este coche.

Al margen del mal trato que recibe la Policía Local de la ciudad, lo que resulta sorprendente es que el alcalde, sin que se hayan dado razones para esto, disfrute de este permiso y todavía la fiscalía de la ciudad, de oficio, no haya iniciado una investigación sobre estas tarjetas que después de que Diario16 haya investigado, no figuran como tal en ningún texto legal y es vox populi que han sido entregadas “a dedo” a diferentes “amiguetes” de los políticos de turno. Este tipo de permisos se conceden a, por ejemplo, medios de comunicación para poder cubrir los diferentes eventos que se celebran en la ciudad, tienen un tiempo para estacionar limitado y siempre cerca o al lado del evento que vayan a cubrir.

Aunque Gonzalo Pérez Jácome tiene una televisión local, gracias a la que se ha dado a conocer a través de los años y con algún problemilla legal por el medio, el permiso que ostenta que él interpreta “para aparcar donde y cuando quiere” no cubriría más que lo explicado en el párrafo anterior.

La contienda alcalde-policía local ha llegado a tal punto que se han intercambiado denuncias en las que el Alcalde ha llegado a decir que el agente prevaricó y luego, como si de un juez se tratase, decide que perdona la prevaricación del policía, insólito.

Esta semana ya han tomado cartas en el asunto los sindicatos y han manifestado su expreso respaldo al cuerpo de la policía, este lunes, mientras se celebraba el pleno, los miembros de los siete sindicatos que forman parte de la junta de personal y del comité de empresa del Ayuntamiento comparecieron juntos este lunes para dar lectura a un comunicado en el que arremeten contra el regidor de Democracia Ourensana.

Los sindicatos indignados por las reiteradas faltas de respeto a los funcionarios de la Policía Local y resto de funcionarios de la casa afirman que “Quizás, por alguna incomprensible razón, el alcalde de Ourense necesite desprestigiar a sus trabajadores cada cierto tiempo para esconder así ante los ciudadanos su nula capacidad para gestionar el Ayuntamiento”

La junta de personal y el comité de empresa no descartan acudir al juzgado, de hecho en el comunicado conjunto afirman que “vamos a ejercitar todas las medidas legales a nuestro alcance para defendernos del continuo acoso mediático que sufrimos los trabajadores de este Ayuntamiento”, además de tildar de “cooperadores necesarios a los socios de gobierno de Jácome, el Partido Popular”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 3 =