Kobre&Kim, el despacho de abogados de Corinna zu Sayn Wittgenstein, la examiga del rey emérito Juan Carlos I, ha salido al paso de la renuncia de Felipe VI a la herencia de su padre, una fortuna que puede estar compuesta por fondos de origen ilícito. En declaraciones exclusivas a Diario16, y a través de su representante legal, el letrado Robin Rathmell, la empresaria alemana recuerda que “desde 2018 hemos intentado en repetidas ocasiones comunicarnos a través de los canales diplomáticos apropiados, la Embajada de España en Londres y la Casa Real incluida, sobre la campaña de abuso que se ha estado librando contra nuestra cliente durante ocho años. Se hizo caso omiso de los graves asuntos que comunicamos en detalle y en ningún momento se reconoció –ni mucho menos se tomó medida alguna para remediar– tal abuso, que ha continuado hasta hoy”.

En su histórico comunicado de ayer, Felipe VI ya se refiere a ese supuesto contacto entre Casa Real y el bufete británico. “En relación con las noticias aparecidas en el día de hoy sobre la entidad denominada Fundación Lucum, se hace constar lo siguiente: Que mediante carta de fecha 5 de marzo de 2019, dirigida a la Casa de S.M. el Rey por el despacho de Abogados Kobre&Kim (Reino Unido), Su Majestad el Rey tuvo conocimiento −sin ninguna justificación documental−, de su supuesta designación como beneficiario de la Fundación Lucum, desde el momento en el que se produjese el fallecimiento de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos”.

Y prosigue Zarzuela con sus explicaciones respecto a la sociedad instrumental panameña que supuestamente sirvió de tapadera para canalizar las comisiones: “Ante esa información, Su Majestad el Rey adoptó preventivamente las siguientes decisiones: Primera: trasladar copia de dicha carta a S.M. el Rey Don Juan Carlos, así como a las autoridades competentes. Segunda: que la Casa de S.M. el Rey comunicase al citado despacho de abogados, que ni Su Majestad ni Su Casa tenían conocimiento, participación o responsabilidad alguna en los presuntos hechos que mencionaba −por lo que carecía de toda justificación lícita su involucración en los mismos−, ni designaría representante legal para iniciar negociación alguna con el citado despacho de abogados sobre los hechos descritos. Dicha comunicación se llevó a cabo mediante escrito de fecha 21 de marzo de 2019”. De este punto se desprende que el despacho de abogados británicos Kobre&Kim, que a través del letrado Robin Rathmell defiende los intereses de Corinna Larsen, ha tratado de abrir una negociación directa con Zarzuela para llegar a algún tipo de acuerdo sobre la relación personal y económica que Don Juan Carlos haya podido mantener en los últimos años con la comisionista alemana.

Es decir, la invitación de Kobre&Kim para negociar con Zarzuela provocó una inmediata reacción de Felipe VI: primero pidiendo explicaciones a Don Juan Carlos sobre ese asunto y sobre por qué un bufete de abogados británicos pretendía entrar en negociaciones con la Casa Real española. Pero Felipe VI no solo se dirigió a su padre para aclarar el asunto, sino que también puso la comunicación del despacho de abogados en manos de las autoridades españolas. Qué autoridades es algo que no se especifica en el comunicado de la Familia Real, pero cabe deducirse que la información se trasladó a las fuerzas de seguridad del Estado, incluso a la Justicia, ya que la Fiscalía Anticorrupción ha abierto una pieza separada sobre las supuestas comisiones del AVE a la Meca. Como respuesta final, Felipe VI decidió no designar representante legal alguno para entrar en las negociaciones con los letrados de Corinna, lo cual concuerda con la versión que ahora da el bufete londinense.

En cualquier caso, el rey recibió el 5 de marzo de 2019 aquella carta de los abogados británicos en la que se le informaba de su designación como beneficiario de la Fundación Lucum en caso de fallecimiento de su padre, Juan Carlos I. ¿Por qué ha tardado tanto Zarzuela en reaccionar? ¿Por qué ha guardado un silencio que no ha hecho más que empeorar la situación?

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre